16/5/11

Reseña: La Hora del Ángel - Anne Rice


Titulo: La Hora del Ángel
Título Original: Angel Time
Autora: Anne (O’Brien) Rice.
Traducción: Francisco Rodríguez de Lecea
Editorial: Ediciones B
No. de Págs.: 333
Año de publicación: 2010
ISBN: 978-84-666-4532-4


Sinopsis Personal:
“Se puede afirmar que vivía una vida en la que las lecturas eran tan importantes como la música que tocaba con el laúd, y que esas cosas tenían tanta importancia para él como su madre, Jacob y Emily.”

Toby O’Dare es un genio imaginativo, detallista, un hombre despiadado…
Toby O’Dare es un asesino a sueldo.

Oculto bajo múltiples identidades, obedece las órdenes del Hombre Justo, quien solo conoce a su instrumento asesino como “Lucky”. Aunque Toby sabe que la respuesta podría no gustarle, se pregunta si trabaja para los Chicos Buenos, aun así, no deja de desempeñarse en lo que mejor sabe hacer: matar.

Y es cuando un mensajero de Dios, Malaquías, un hermoso serafín, le hace una propuesta que lo llevará hasta su pasado , a reencontrarse con personas a quien amó, a vivir nuevamente el dolor que creyó haber olvidado… Y también, viajará al Siglo XIII en el que emprenderá una aventura para modificar el pasado, para salvar vidas…

No te puedes perder este increíble viaje a la Inglaterra del Siglo XIII, no puedes dejar de perderte en la fantástica y detallada narración de Anne Rice.

Comentario Personal:
Desde que leí El Santuario, la mitad de Entrevista con el Vampiro y Merrick, de Anne Rice, dije que era una de mis escritoras favoritas. Siempre he tenido una relación con ella de no-sé-qué. Verán: amo sus historias, amo sus libros, amo sus personajes y su forma de describir. Amo la forma en que me transporta rápidamente a Nueva Orleans. Pero siempre, siempre, en algún punto de la historia, me trabo un poco, me aburro, me desespero… ¡y no me rindo! Me doy tiempo. Con esta increíble autora, al momento de >>bloqueo<< comienzo a fantasear con lo que podría ocurrirle a los personajes, las nuevas aventuras amoríos, peleas, etc., etc., etc. Así soy con Anne Rice y La hora del Ángel no ha sido la excepción.

A mitad de la lectura, se me hizo un poco tedioso el paso lento de los sucesos y la descripción detallada –que me llega a parecer pesada–. Pero al obtener el resultado final, no me arrepiento de no haberme dado por vencida en esos momentos de agobio.

Si algo debo enfatizar es que La Hora del Ángel es un viaje en el presente y el pasado, y que, por supuesto, cada tiempo está completamente estructurado. No hay manera de confundirse en ambos tiempos, cada uno con las características que le corresponden. Pero lo mejor de todo es que, Anne Rice, hace entender que el amor, la amistad, la fe, el pecado, el egoísmo, el perdón y un sinfín de cosas más, no cambian ni por el enorme paso del tiempo. Este libro, sin duda, hace énfasis en la entrega del amor y cómo este puede ser visto como pecado.

Por supuesto, también conecta durante la mayoría del tiempo con Dios, con las religiones y las diferencias de estas. La Hora del Ángel habla sobre la perdida de la fe, la ausencia de Dios, la oscuridad que puede consumir a las personas; y cómo una simple experiencia puede devolver esa fe, esa creencia y la luz que creíamos, nos había abandonado.

Cierto, me aburrí. Cuando tomé mis minutos reflexivos después de terminar el libro –cosa que sucedió a eso de las doce de la noche, un momento de paz y claridad – acepté que una vez más, terminaba amando esa pesada forma de narrar de Anne Rice. No importa cuanto me aburra, el final siempre me es satisfactorio. ¡Y más en esta ocasión! A partir de los últimos tres capítulos comencé a devorar página tras página. Sin duda me encantan esos finales, me ha hecho estar al filo del precipicio pensando y taladrándome que carajos pasaría. Y el último capítulo fue tan genial. Pude sentir lo que mi querido Toby O’Dare –no se preocupen, que no contaré lo que sentí- y también, quise más de aquel hermoso serafín.

He amado el final, sobretodo la ultima línea, que me ha hecho imaginar, pensar en una posible secuela.

Sin duda alguna, quiero más de Toby O’Dare.

¡Ah, olvidé decir que soy una amante de los ángeles! No he entendido muy bien la portada en relación con el contenido del texto, quizá se deba a que no soy muy buena con las metáforas, pero me ha encantado ese hermoso ángel.

Espero que se den la oportunidad de leer “La hora del Ángel” y nos hagan llegar sus opiniones.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Venga, despotrica.