8/6/11

Imaginatura Presenta...

¡¿Y qué dijeron?!

“Ana Arcia brilla por su ausencia”.

Pues ya me leen; ando por aquí despistando a los horrorosos monstruos que me traje del “Mundo de las Cavernas”, porque los muy malvados no dejan de perseguirme. Y ya que Troupé-Literaria es como una guarida perfecta, repleta de arte literario, pues me vine a esconder.

Basta ya de palabrerías y presento esta seccioncita a la que le hemos estado dando muchas vueltas, ¿cierto Centinela?

Ta da da dán –suenan las trompetas–.

¡Música al libro!

¿Y qué es “Música al libro”?

En esta sección trataremos de ponerle una canción a una determinada escena de algún libro que nos guste, queramos, estemos leyendo, etc, etc, etc.

El fin de esta sección es hacer pensar un poquito más a nuestra -ya atareada- ardillita cerebral y por supuesto, no aburrirlos solo con reseñas.

Bueno, espero que haya quedado claro eso que escribí anteriormente, porque honestamente, no sé cómo explicarlo.

El día de mañana les traeremos la primera entrega de nuestra nueva sección. Y bueno, sin más por el momento, queridines, me retiro.

Pd: Rescátenme de esos monstruos terroríficos, por favor. ¿Alguien?

5 comentarios:

  1. Muy buena idea. Y es justamente lo que hice con el epígrafe del capítulito de mi relato.

    Me encanta... ya me verán por aquí.

    Suerte con los mostros, sólo tu puedes vencerles.

    ResponderEliminar
  2. Tiene muy buena pinta, sin duda me volveré a pasar, ya que acabo de empezar un proyecto de blog literario y busco modelos, ideas e inspiración (sin plagio, evidentemente).
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Acabo de encontrar este blog literario y me encanta :):) Muy buena idea la de esta sección :):)
    Felicidades por el excelente trabajo que haces.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. genial!, y difícil también, todo depende de nuestras propias bandas sonoras mentales. A ver que resulta, me paso mañana!

    ResponderEliminar
  5. Me gusta la idea, ojala sean libros que la mayoría hayamos leído.

    ResponderEliminar

Venga, despotrica.