3/8/13

Reseña: Quédate a mi lado - Noelia Amarillo


Autor: Noelia Amarillo
Editorial: Terciopelo
Páginas: 189
ISBN: 841-541-025-5
Disponible en 24symbols
En una ciudad en la que puedes tocar el cielo o caer en el infierno, invisible para aquellos que lo rodean, Jared camina sin rumbo por sus calles, buscando un futuro mejor que el presente en que está inmerso. Su deambular le lleva hasta una pequeña tienda regentada por Dolores y su nieta, Nuria. Allí, la afable anciana le dará la oportunidad de cambiar su presente, aún en contra de los deseos de su desconfiada nieta.Bajo la desamparada apariencia de Jared, Nuria descubrirá a un hombre valiente que conquistará su corazón, aunque sin pretenderlo y que, asustado por la pasión que siente por ella, intentará por todos los medios ocultársela. Al fin y al cabo, no tiene nada que ofrecer, él solo es un "sin techo" más. Pero Nuria no es una jovencita soñadora e insegura, sabe lo que quiere, y está dispuesta a luchar por conseguirlo. Utilizará todas las armas a su alcance para vencer los recelos de Jared, y la pasión, será una de ellas. Si la pasión llama a tu puerta, ¿te atreverías a rechazarla?
Opinión Personal:
Hace ya mucho tiempo estaba paseando por el blog Marmita cuando me topé con una reseña de Quédate a mi lado. Primeramente, debo decir que el hecho de que la novela tuviese como protagonista a un chico sin techo fue una de las principales razones por las que me animé a leerlo. Y recuerdo que durante la primera vez que comencé a sumergirme en sus páginas, la lectura me resultó tan placentera que me quedé prendida durante algunas horas (a pesar de que supuestamente daría por finalizada mi jornada en internet); avancé hasta el capítulo 4, pero desafortunadamente, no continué leyendo en los días y semanas posteriores–porque me distraigo mucho–. Eso sí, una vez que me acordé que aún lo tenía pendiente, no me hice del rogar y lo inicié nuevamente.

Qué goce, de verdad. Noelia Amarillo nos presenta a unos personajes encantadores, muy amigables y bastante sencillos. Los va introduciendo a la par, sin muchas complicaciones, cosa que me agradó y disgustó a la vez, porque quería más de ellos, verlos crecer y desarrollarse, que fuesen un poquito más complejos. Aunque no les voy a mentir, creo que su encanto se debe a la sencillez y a sus acciones, así que probablemente su forma de ser fue correcta. Por otra parte, lo que me encantó fue que los personajes del barrio dan un giro de 360° a la vida de Jared, quien a pesar de encontrarse en situación de calle mantiene su orgullo y no espera recibir limosnas… No, el muchacho quiere trabajar y eso es precisamente lo que el resto de sus compañeros personajes le dan: trabajo. Además, de un montón de oportunidades que Jared no desperdicia. Y así es como la historia se ganó mi corazón, por el alto contenido de la moral y los valores éticos que se muestran. Tomándolo de esta manera, el libro muestra la enseñanza de que siempre se puede ayudar a las personas que se encuentran en malas condiciones.

Desafortunadamente, no todo es miel sobre hojuelas. Están avisados: es tiempo de presentar mis inconformidades. La novela es bastante corta. Solo tiene 13 capítulos más un epílogo, y más de la mitad me pareció encantadora y llevadera, así que lo natural fue pensar que terminaría amando el libro. Sin embargo, los últimos cuatro capítulos –me parece–, fueron decepcionantes por:

  • Número uno. Un día está ocurriendo esto y al siguiente, Jared está recibiendo una oportunidad gigantesca que le cambiará la vida. Digo, si la vida fuese así, yo habría encontrado a algún agente musical, en pleno autobús, que me invitara a participar en una recopilación de las 100 mejores voces del mundo sin haber escuchado mi horripilante voz y sin tener la intención de hacer algo ilegal conmigo o con mi cuerpo. Un poco irreal la situación, ¿no?
  • Número dos: ¡Lo que yo pasé por alto en la reseña que leí! Hay erotismo en ésta novela y… bueno, el erotismo no es cosa mía porque… ¡me desbarato de la risa con ciertas partes! Por ejemplo: …lo hizo llorar lágrimas de semen. ¿En serio? ¡Imaginé a un penecito triste, llorando! Por supuesto que me reí mucho. Ah, ah… Pero el erotismo no es un inconformidad –fue falta mía por olvidarlo o pasarlo por alto–, sino que a partir de que se presenta la primera escena cachonda, el libro se acelera a una velocidad de vértigo, llevando a Jared a la situación del punto número uno.
  • Número tres: Esto es, en realidad, algo a lo que estuve dándole vueltas en mi cabeza mucho tiempo antes, cuando intenté escribir algo. A mí no me parece agradable ni adecuado, que uno de los personajes exprese el mismo sentimiento o añoranza a través de un diario o cartas consecutivas que abarquen seis cuartillas continuas. Si hubiese variación en los sentimientos y se hubiesen narrado más situaciones en esas cuartillas, opino que los últimos capítulos del libro no me habrían resultado tan empalagosos y desesperantes.
  • Número cuatro: La velocidad de vértigo solo llevó a que la historia tuviese un final precipitado, totalmente inesperado y tajante. Fue como si el desarrollo de pronto chocara contra una pared sin poder detenerse antes del gran impacto. Ahora, esto podría spolearlos un poquito, así que lo dejo invisible para que tomen su decisión: después de haber iniciado una historia con personajes tan bonitos y dar una enseñanza ética tan chula, lo que menos esperaba era que terminara con una escena erótica y una propuesta. No imaginé un final, pero no esperaba eso; esperaba algo más emocionante.
So, fue una fantástica lectura hasta que el erotismo aceleró la historia y hasta que las situaciones me parecieron un poco inverosímiles. No bromeo cuando digo que el final me hizo recordar mi primer intento de escribir un libro (la cual considero muy simple y muy de telenovela). Y a pesar de lo despotricado, fue bueno leerla por el simple hecho de tener personajes agradables y tocar una temática que yo no había tenido oportunidad de leer con anterioridad. El resto, se los dejo a ustedes.

Por cierto, luego entré a la página oficial de la autora y vi que tiene una transición de imágenes; sucede que Jared y Nur lucen como Jared Padalecki y su esposa, Genevieve Cortese. Meh. 
Hay quien dice que no existen los fantasmas. Eso es falso,
convertimos en fantasmas a aquellos a los que ignoramos.
Los hacemos invisibles. Aunque no lo sean.
Aunque no se lo merezcan
Pues ésta vez sí he escrito una reseña muy larga.

7 comentarios:

  1. Bueno una pena que no sea tan bueno xD pero igual tenia buena pinta

    ResponderEliminar
  2. Justamente me acaba de sorprender que tú lo hayas leído y he venido rauda a conocer qué cosa te ha parecido (qué majo que haya sido por mí). Lo cierto es que estoy totalmente de acuerdo contigo, si bien señalando una cosa: toda la historia a mí se me hace bastante inverosímil, en general, quizá por esto no me chirrió o me sacó de la historia el gran gran golpe de suerte que tiene Jared al final. Seamos francos, en ningún sintecho se volcaría todo un pueblo para ayudarle y además encontraría el amor y toda su vida se tornaría rosa de la noche a la mañana, por muy perseverante que sea esa persona. Es por esto que te digo que me tomo más Quédate a mi lado como un cuento esperanzador, sin mucho rasgo de tragedia, así que es aceptable tanta suerte y tanta cosa.

    Las escenas románticas sí, horripilantes. Un besito, Arcia.

    ResponderEliminar
  3. Me suena esta historia,pero no lo del erotismo al final,me tenté mucho con lo de las lágrimasxD
    La verdad no creo que lo lea porque no lo vi en ningún lado y no soy de leer en PDF(? pero si me topo con él le voy a dar una oportunidad porque suena lindo(?
    Besos Ana!

    ResponderEliminar
  4. Es una pena lo de los capítulos finales, por lo demás, la historia parece estar bastante bien.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  5. Sí que tenía buena pinta, hasta que has sacado a relucir esos puntos no tan buenos de la historia... Veré si lo leo en algún momento. Gracias por la reseña!

    Besos :)

    ResponderEliminar
  6. Como que me dan y no me dan ganas de seguir la historia, me hizo reír mucho lo de "lagrimas de semen" y tu pequeña imagen mental, aún me rió de eso y seguro que si leo el libro estaré atacada de la risa.
    En algún momento si le daré una oportunidad.

    ResponderEliminar
  7. A mi me gustó, me llamó la atención el q el protagonista fuese un sin techo y decidí leerlo. Aún recuerdo una frase q se me quedó : " cuando buscas el mal en el corazón de las personas, mereces el castigo de encontrarlo"

    ResponderEliminar

Venga, despotrica.