21/7/14

Reseña: Buscando a Alaska - John Green

Título Original: Looking for Alaska
Autor: John Green
Editorial: Castillo
Páginas: 317
Cansado de su aburrida existencia, Miles, de 16 años, se muda a un colegio internado para ir en busca de lo que el poeta Rabelais llamó el “Gran quizá”. Ahí, su recién descubierta libertad y una enigmática chica, Alaska, lo lanzan de lleno a la vida. Pero cuando Miles siente que está por alcanzar su objetivo, una tragedia inesperada amenaza con arrebatárselo.

Opinión Personal:

Cuando comencé a leerlo, no estaba bien. Y por lo mismo, creo que no me enganché lo suficiente con la historia. Días y días pasaron, hasta que me comprometí a continuarlo. Ya fue por la mitad cuando sentí que Buscando a Alaska iba a ser un libro diferente. ¿De una forma buena o mala? Pues no lo sabía. Me dio miedo, porque después de digerir Bajo la Misma Estrella (libro del mismo autor), me percaté de que el final de esa novela no me gustaba del todo y que estaba enojada un poquito con John Green. Bueno, sigo estándolo. El punto es que temía que pasara lo mismo con esta historia porque realmente me estaba gustando, algo dentro de mí estaba haciendo clic clic clic con los personajes, la historia, los diálogos… Había algo especial y si se arruinaba iba a enfurecerme demasiado. Así que pospuse la lectura, porque muy valiente no soy. Fue hasta hace unos días que me di a la tarea de terminarlo, de enfrentar mis temores. Y realmente fue algo muy bueno. Temo profundizar un poco, pero tengo que hacerlo. No voy a dar spoilers.

Miles es un chico que se ha encerrado en su propio mundo de confort: no tiene muchos amigos, tampoco ha pasado más allá de la primera base con las chicas y definitivamente no cuenta con anécdotas locas para contar. Cuando se muda a un internado importante en Alabama, nuestro protagonista (a quien apodan Gordo) va en busca de su Gran quizá; allí encuentra amigos geniales y diferentes: el Coronel, Takumi, Lara y Alaska Young. Miles al fin comienza a experimentar cosas nuevas. ¡Alcohol, cigarros y fiestas! Aprende poesía, además de las últimas palabras de personas famosas, y también hace travesuras con sus amigos. El detalle es que Gordo comienza a enamorarse de Alaska Young, quiere vivir un romance con ella… Al fin, todo está tomando el rumbo que desea, al fin está experimentando su Gran quizá, entonces la vida le da el recordatorio de que no todo es perfecto.

Lo que me gustó mucho de Buscando a Alaska, es que en realidad no hay romance ni muchísimo drama. La historia es acerca de descubrirse a sí mismo. Miles lo hace a través de Alaska y de sus amigos, crece y reflexiona gracias a ellos, entiende las cosas por lo que les ha ocurrido a todos. John Green hizo algo que me encantó: dividir la historia de Miles en un antes y un después, porque a lo mejor no nos damos cuenta, pero en nuestras vidas también hemos tenido un punto así. Un punto detonante que nos hizo cambiar. La forma en que John contó esta novela me gustó: su narración es ligerita, amena. Hasta me encontré pensando: ojalá pudiese escribir de esta forma. ¡Y los personajes! Dije que al principio me costó mucho engancharme, y es que Alaska Young no era del todo agradable para mí. Afortunadamente, conforme fui avanzando, me percaté de que su impredecible personalidad la hace muy real. De poco en poco, fui entendiéndola. Tiene un carácter agridulce, ni la amas ni la odias, aunque también es un poco imposible no amarla. Es como en la vida misma: hay personas así, que tienen momentos buenos y malos, los quieres y al mismo tiempo uh uh. Y luego están todas las cosas que hacen como amigos, las cosas que dicen, cómo se embriagan… No son un montón de adolescentes hablando de chismes, ellos simplemente se divierten y no cuestionan tanto las cosas, dicen lo que se les ocurre… Miles se descubre a sí mismo con ellos, aunque él esté un poquito ciego y solo pueda ver a Alaska.

Luego llega el después. Y aquí es donde viene lo que más me gusta. De lo que no puedo hablar demasiado. Solo quiero decir que me encantó más la reacción de estos personas que en Bajo la misma estrella, allá por el final cuando... Aquí sentí más realismo: rabia, tristeza, desesperación. John Green nos da dos grandes preguntas existenciales: ¿Cómo salir de este laberinto de sufrimiento? y ¿qué nos pasa cuando morimos? Me encontré amando el final, porque a veces las cosas pasan “derechito y rápido”, no hay punto en encontrar una razón ni en desmenuzar la vida, porque a veces nos sabemos ni entendemos mucho. John tocó mi vena existencial y aunque el libro no me encantó, puedo decir que me pareció bueno, por todo lo que ocurre después del después.

Llega un momento en que nos damos cuenta de que nuestros padres no pueden salvarse ellos mismos ni salvarnos a nosotros, que a todos los que navegan por el tiempo, tarde o temprano, la corriente los arrastra hacia el mar, y que en pocas palabras, todos nos vamos.

Ana vuelve a pensar otra vez

Han pasado algunos meses desde que leí Buscando a Alaska, y si no publiqué la reseña, fue porque le di vueltas y vueltas. ¿Saben qué? Viéndolo de esta nueva perspectiva, me dije: esto es la misma gata, pero revolcada. Siento que, de cierta forma, John repite la misma fórmula. ¿Por qué? Pues se los diré en una próxima entradam (que contendrá spoilers), porque la cosa va para largo...

9 comentarios:

  1. Hola Ana :)
    Este libro también tengo ganas de leerlo,pero todavia no llego a Argentina!
    Por ahora solo van a sacar Ciudad de Papel!
    En fin,habrá que esperar!
    Besos!!

    ResponderEliminar
  2. Annie, te súper entiendo. Cuando vi que iba a salir en España y vi la sinopsis, fue como un... (¿?). Lo mismo con Paper towns, no me llaman demasiado. TFIOS me gustó muchísimo pero hasta ahí; no creo que sea la masterpiece que todos creen que es, entonces Green es como que me da igual. Sí creo que repite la fórmula, como decís... pero creo que todos lo hacen. Tu reseña me hizo acordar a Las ventajas de ser invisible, entonces... no sé. Veremos cuando llegue a Argentina :3

    Bezasos ♥

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    Leí este libro hace meses y me encantó, opino que los libros de John Green (en especial este) son diferentes porque no sólo te cuentas una historia, sino que te hacen reflexionar sobre lo que pasa en tu alrededor.
    Tengo ganas de leer esa próxima entrada, porque aunque me encanta John, tengo que coincidir contigo.
    ¡Besos!<3

    ResponderEliminar
  4. Hola. Tengo muchasganas a leer ese libro
    un beso

    ResponderEliminar
  5. Yo aun no se cuando leere mas libros de este señor, tal vez algun dia xD

    ResponderEliminar
  6. Tengo pendientes todas las novelas de este señor, excepto TFIOS que es la que estoy leyendo ahora y no me está pareciendo nada del otro mundo. Aún así, este libro que reseñás es el que más me llama del autor, así que espero poder leerlo pronto.

    Besotes ^^

    ResponderEliminar
  7. Gracias por la reseña Ana, tengo ganas de leerlo, aunque no se si lo haga pronto.
    Beshus!

    ResponderEliminar
  8. Tengo muchas ganas de leer este libro, especialmente porque me leí los dos libros de Green (Bajo la misma estrella y ciudades de papel), y ambos me gustaron, este autor tiene esta capacidad que me encanta, que es de dejarnos reflexionando con sus libros. Espero que este sea igual

    Un beso :)

    ResponderEliminar
  9. Pues publica algo, mujer, que no quiero volver a llorar porque le tengo miedo a los libros de John Green porque no me terminan de gustar ;A;

    ResponderEliminar

Venga, despotrica.