31/8/15

Reseña | Delirium - Lauren Oliver (Saga Delirium #1)


Titulo original: Delirium
Autor: Lauren Oliver
Páginas: 445
Editorial: SM
ISBN: 978-846-755-535-6
Una vida sin amor es una vida sin sufrimiento: segura, medida, predecible y feliz. Por eso cuando los habitantes de esta ciudad del siglo XXII cumplen los 18 años, se someten a la intervención, que consiste en la extracción de la parte del cerebro que controla las emociones. Lena espera ese momento con impaciencia, hasta que un día se enamora... A nadie le gusta estar enfermo. Afortunadamente, en el siglo XXII los científicos han encontrado la cura para la pandemia que, durante milenios, asoló el planeta. Un delirio que se contagiaba más rápido que cualquier otra enfermedad, afectando a cientos cada día, y a millones al cabo del año. Era tan grave que, encontrada la cura, el gobierno decretó su administración a todos los ciudadanos, a partir de la mayoría de edad. Lena Holoway está emocionada. Lleva años esperando cumplir los 18. Por fin recibirá la cura, por fin vivirá sin dolor, de un modo predecible y feliz. Por fin hay cura para esa enfermedad llamada amor.

Opinión Personal:
Hace ya un par de añitos, leí Si no despierto, novela escrita por Lauren Oliver. Aquella novela me enganchó de una forma única; es una historia contada de una forma muy inusual, con una prosa ligera que no deja de ser profunda por todo el rollo existencial que abarca al hablar de la muerte, una y otra vez. Es curioso porque, aunque Si no despierto tiende a repetir el último día de vida de su protagonista, no termina siendo una novela aburrida y fastidiosa; al contrario, siempre te deja deseando saber más y comprendes a su protagonista y al mismo tiempo la juzgas. Es una novela que me fascinó. Obviamente, al comenzar a leer otro libro escrito por la misma autora, creí que me encontraría con una obra igual de chachi… Y ahí fue cuando cometí el primer error.

Delirium es una novela que, en mi opinión, se queda más del lado del romance que en el de distopía. Veamos, vamos planteando esto por partes, a ver si logro sacar todos mis pensamientos.

i. El universo distópico.

En el Siglo XXII, existe una enfermedad muy peligrosa denominada amor deliria nervosa. En nuestros tiempos, la conocemos como amor. La deliria ataca a los adolescentes y los hace perder el Norte, Sur, Este, Oeste, el suelo y el cielo; es una enfermedad tan grave que puede llevar al ser humano a la locura e incluso, a la muerte. O al menos eso es lo que le ha contado el gobierno de Portland (o de EUA, poque del resto del mundo no se sabe nada) a su población. Los jóvenes, antes de los dieciocho años, deben realizar un examen que les permitirá encontrar su lugar dentro de la sociedad; dependiendo de sus resultados, se les ubicará con una pareja con la que compartirán el resto de sus días y con las que se les salvará de contraer deliria. Ah, pero hay algo muy importante, como la enfermedad es muy grave, a los adolescentes se les tiene que llevar a cabo la intervención; esta, es una operación en el cerebro en la que extirpan algo para evitar sentir amor (más bien, te revuelven los sesos). Básicamente, este universo tiene ese único fin: terminar con cualquier rastro de amor, preservar la raza humana a través de mentiras y la asignación de parejas con el único propósito de que se reproduzcan y mantener la salud de los humanos (lo que implica la cura de la deliria).

Aquí es donde comienzo a ver las grietas entre esta estructura, porque aunque me gusta muchísimo el concepto, no logro entender cómo es posible quitar solo el amor de nuestro cerebro. Los personajes de Delirium tienden a ser zombies, existen por existir (de cierta manera); no aman, no se emocionan, no son felices ni bailan, ríen o festejan. La intervención les arrebata todo eso… pero, no les arrebata el miedo, temor, preocupación, entre otras emociones y sentires. No puedo aceptar esto, no creo que sea tan sencillo quitar el amor de nuestros cerebros y dejar de sentirlo de un día a otro. Quizá sería posible que se quitaran todas las emociones, absolutamente todas (como creo que se da en The giver). Además, el universo de esta novela está regulado por un gobierno (aunque en la primera novela no hablan mucho de ello) que ha repetido la misma cantaleta una y otra vez, que la deliria es mortal, que la única cura es la intervención. Existen policías (olvidé cómo les llaman) y asociaciones, existen también diferentes niveles socioeconómicos Y, los enfermos, inválidos, los no-curados. Los inválidos representan lo malo, los describen como monstruos y criaturas perdidas a punto de morir, pero nosotros sabemos que eso no es lo que causa el amor (porque el amor no es como en las telenovelas mexicanas, ¿verdad?). En un momento dado, cuando se declara a la deliria como enfermedad, las personas que no aceptaron esos chascos se rebelaron y huyeron y el gobierno no tuvo otra opción más que enviar bombas para destruir a toda esa paria.

Hasta aquí, todo va más o menos. Si bien veo grietas en el universo, me agrada lo suficiente como para querer saber más. Digo, ya que es una distopía, esperaba ver cómo nuestra protagonista era parte del movimiento revolucionario (¡guerra!).

ii. Lena Halloway y otros personajes planos

Lena Halloway, nuestra protagonista, crece en el mundo que describí en el primer punto. Debido a que su madre no obtuvo un buen final en su vida por ser rebelde y hacer cosas que otras personas no hacían (ser cariñosa, demostrar su amor, vivir en vez de existir), se vuelve una friki de las reglas y las sigue al pie de la letra. Su mejor amiga, Hana Tate, es todo lo contrario a Lena: a pesar de crecer en un hogar tradicional, donde sus padres están curados y le han enseñado las reglas, Hana se interesa en lo prohibido e intenta seducir a Lena con esas ideas. Por temor a terminar como su madre, Lena no hace caso a las invitaciones de su amiga. De hecho, Lena se dedica a existir y a pensar, y pensar, y pensar… hasta que conoce a Alex. Alex es el tipo perfecto: guapo, aventurero, rebelde… inválido. Porque es muy obvio que su romance no va a poder ser; en primera, porque viven en un mundo donde el amor no es algo bueno, y en segunda, porque él es un inválido. Alex me agrada más que Lena, aunque tampoco me enamoró. La verdad es que no tengo personaje favorito de esta primera novela. No hay un personaje que me cause fascinación o curiosidad. Al menos en novelas como Hija de humo y hueso, me agradaron dos o tres personajes de los que necesitaba saber más. En Delirium, no hay ningún personaje así. ¡Y eso es jodidamente triste! Lauren Oliver me ha decepcionado con estos personajes tan aguados, tan planos y aburridos.

Simplemente me impresiona lo rápido que pasa el tiempo. Algún día me despertaré y toda mi vida estará ya detrás de mí y me parecerá que ha transcurrido tan deprisa como un sueño.

iii. El romance

En un mundo donde el amor es una enfermedad y hay que curarlo, la mejor manera de romper el orden es enamorándose. Eso es lo mismito que le pasa a Lena y Alex. *insértenme berreando* El amor es una cosa poderosa, y nosotros lo sabemos bien porque en los libros encontramos amor de todos los tamaños y maneras. ¿Entonces por qué Lauren Oliver nos dice que el único amor posible para Lena es el romance? Quiero decir, en este universo, las mamás tienen a sus hijos, los alimentan y educan, pero jamás rebelan cariño, afecto, emoción por ellos. Las parejas son zombies que tienen hijos solo para preservar la raza humana, pero no se han enamorado ni aman a sus retoños. La madre de Lena solía hacer todo eso, por eso fue señalada y no terminó del todo bien… Entonces, si el amor se da de padres a hijos, ¿por qué solo hablar de un amor juvenil? Estoy un poco fastidiada de que en muchas distopías exista el romance. No soy una experta en este género, aclaro, aunque sí he sido capaz de identificar esto. No me molesta que haya romance, me molesta que la historia se centre en ello y que no se hablen de otros temas importantes. Quizá esa es la razón por la que idolatro Los Juegos del Hambre (aunque Sinsajo es mi menos favorito, eso sí, y tengo reseña pendiente, meh); en esta saga, aunque hay cierto romancillo entre Peeta y Katniss, y Katniss y Gale, la historia no se centra ello; se trata de sobrevivir y salvar a quienes amas. Desafortunadamente, Delirirum nos habla de la deliria y su cura, de cómo Lena Halloway se enamora justo unos meses antes de su operación y cómo su mundo se desborona por ello; aunque, un punto a favor, es que Lena se preocupa y quiere a Hana.

Si Lena no había sido intervenida, tendría que haber sido capaz de amar a la familia que la acogió y sobre todo, a su madre, además de Hana. ¡Pero no! El único amor que la hace cuestionar absolutamente todo, es el enamoramiento juvenil que siente por Alex.

Gracias a las locuras de Hana, Lena se atreve a salir de su hogar muy por la noche, después del toque de queda. Bien, se arriesga por el amor que siente por su amiga, pero entonces Alex la rescata y volvemos a la formula repetitiva: a la chica la rescata un tipo muy guapo y seductor, se enamoran entre fuegos artificiales que surgen en el momento, se besan y profesan su amor, él le enseña su mundo y ella quiere ser parte de él… ¡Y eso, eso me enoja!

iv. El final

Lo que tiene que pasar, pasa; y Lena cuestiona todo y ya no está segura de qué es lo que tiene que hacer. Entonces toma una decisión y la lleva a cabo junto a Alex... Si quieres leer mi opinión con Spoilers, lee abajo.
Después de mucho sufrimiento y horas de romance meloso, Lena decide que es tiempo de huir de Portland y ser parte de los inválidos. ¿Por qué? No lo hace porque crea que es justo y necesario vivir y experimentar el amor, no lo hace por un bien común, lo hace por ella y por Alex. Cuando están a punto de cruzar la frontera, Alex la incita a que cruce y le promete que estará detrás suyo, pero se retrasa para sacrificarse y permitir que ella logre cruzar la baya. Al final, los polis disparan a diestra y siniestra y Lena solo alcanza a ver cómo la sangre se extiende sobre el pecho de su novio. Después, corre y corre, por él, para que valga la pena su muerte. ¡Yo no me creí ese cuento! Si no leo que el personaje está dando su último respiro, no creo que haya muerto.
Lauren Oliver se saca el truquito bajo la manga para hacer que el lector se quede en ascuas, sufriendo por el amor tan pasional y hermoso que no pudo ser por la crueldad del mundo. Pues a mí me dejó bostezando, sin tener demasiado interés en la secuela…
Ya sé que despotriqué sobre la novela, pero me agradó lo suficiente para continuar. La prosa de Lauren Oliver es buena, pero no logró enamorarme con sus personajes, el romance y el final. La idea como tal de este universo, me gusta mucho. Solo me habría gustado que lo puliese un poco más.

Todo termina, la gente cambia y ni mira atrás. Así debe ser.

21 comentarios:

  1. Pues a mi me gusto bastante este libro, pero como ya tengo spoliado los dos siguientes no creo que lea la secuela muy pronto.
    Un saludo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Brenda. He leído Pandemonium y es cierto que mejora en muchas cosas, así que si te gustó el primero, probablemente te gusten los demás (aunque ya sepas varios spoilers).

      Eliminar
  2. Tengo ganas a leerla, pero no he leído reseñas muy buenas en estos últimos meses, aun así la curiosidad es demasiada jajaja
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que podrías hacer, Yahi, es leer el primero. Si te gusta, continúas y si no te gusta, continúas o abandonas jaja Al leer el segundo, me di cuenta que no debía seguir leyendo. Aunque también tengo la duda de si se pone mejor :s

      Eliminar
  3. Ouch!! pareciera que no te gusto mucho! por lo que leí, o no se si lo entendí mal. Pero Delirium es una de mis saga que amo con todo mi alma, puede ser que le faltaron un poco de cosillas, pero para mi es perfecta *-*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entendiste bien, Jessica xD Pienso que fue una muy buena idea, solo que no fue del todo explotada (correctamente); pero entiendo tu punto. Cuando te gustan ciertas historias, simplemente te gustan.

      Eliminar
  4. PUEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEESSSSSSS no me recuerdes Sinsajo que lloro sangre y se me frunze el ceño ¬¬

    Pues opino casi igual que tu en delirium..... practicamente el mundo no me encaja para nada. Lo otro es que el final es de risa.

    Ami HONESTAMENTE pandemonium me gustó mas que este por X personaje pero también ODIÉ el final.

    y requiem me dejó enojada e inconforme. Ya verás si te arriesgas.!

    PD: avisame por twitters si vas a contestar este comentario que quiero sabeeeer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me arriesgué con Pandemonium, Nina. Tenía esperanzas de que realmente me gustara. Si le di una segunda oportunidad a la saga fue porque realmente confiaba en Lauren Oliver. Pensé que por ALGO era muy amada por muchos lectores... Y solo me llevé un segundo chasco. Me gustó el nuevo personaje masculino, pero... hnnnng, como dicen: es la misma gata, solo que revolcada. Volví a caer en una saga que repite la misma formula de muchas otras. Te vuelven a crear un trío romántico, que no sentí de verdad, que no me hizo revolcarme del dolor ni de felicidad.
      A pesar de que se expande más el conocimiento de Lena sobre los inválidos y participa en la lucha para derrocar al gobierno extirpador-de-amor, siento que de una u otra forma sigur siendo egoísta. O al menos esa es la impresión que me quedó, porque ya no recuerdo del todo cómo es que terminaba la novela. Como no me gustó, simplemente procedí a dejarlo en el baúl del olvido xD
      Ya te aviso ahora mismo en twitter que te escribí un pergamino :3

      Eliminar
  5. Hola :) No me llama nada, no me suena interesante ni la sinopsis la verdad. Lo que cuentas del final y de los personajes ya me tira para atrás del todo XD Un besin^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una desición sabia. Te evitas pasar un mal rato :)

      Eliminar
  6. En general también me gustó, excepto por el final que me dejo un poco así. Yo no me he decidido aún a leer la continuación :S

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estuve como tú en un momento de mi vida, Laura (a principios de este año, je) y decidí leer Pandemonium. Después, tiré toda la saga a la basura... Bueno, vale, eso es un poco dramático porque no compré la saga (lo bueno).

      Eliminar
  7. Lo tengo pendiente desde hace mil!

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu decides si te arriesgas. Si lo lees, dime si te gustó o no. Me gusta ver si las personas y yo coincidomos o vamos en contra xD

      Eliminar
  8. Es una serie que pienso que tenía MUCHO futuro pero a la autora se le salió de las manos. Si no te gustó el 1, te aconsejo que no sigas leyendo... El 2 fue mi "favorito" pero el 3 es una decepción enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya no creo continuar, eso es seguro. Aunque aveces leo libros que sé que no me van a gustar para deschacharlos y ver el mundo arder. #SlytherinAndProud

      Eliminar
  9. ¡Hola!
    Veo que te ha gustado mucho, eh xDDD Bueno, aunque veo que has sido un poco hater con el libro, la verdad es que a mí me encantaría leerlo puesto que tiene una premisa interesante y seguramente lo disfrutaría.
    Espero que te animes con los siguientes.
    Te sigo ^^
    Un beso <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, jajaja. ¿Hater, yo? JAJAJAJA Nah, cómo crees, ¡yo sería incapaz!
      Leí el segundo libro y me pareció igual de decepcionante. La verdad es que no creo leer el tercero, ni volver a leer estos para descubrir si me gustan xD No, creo que moriría. Si lo lees y no te gusta, me dices... Y si te gusta, pues también.

      Eliminar
  10. Hola!! conocia el libro, pero no me llamaba del todo para leerlo, y creo que con tu opinion sigo igual, lo dejare pasar. gracias por la reseña
    Por cierto, acabo de descubrir tu blog, y ya te sigo y te invito a visitar mi blog
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Jaime. Ahorita mismo me doy una vuelta por tu espacio.
      Quizá es mejor pasar de él.

      Eliminar

Venga, despotrica.