12/8/15

Reseña | Gilda Joyce: Psychic Investigator (#1) - Jennifer Allison



Titulo: Gilda Joyce: Psychic Investigator
Autor: Jennifer Allison
Editorial: Scholastic
Idioma: Inglés
Páginas: 321
Tipo: Saga. Parte 1/5
Desde que su padre murió, la inusual Gilda Joyce ha estado trabajando duro para mejorar sus habilidades psíquicas. Está determinada a comunicarse con espíritus del Otro Lado y convertirse en una investigadora de tenebrosos y torcidos misterios. Después de argumentar una invitación para visitar a sus familiares lejanos en San Francisco, Gilda descubre que su pensativo y hermético tío, y su extraña y delicada hija, necesitan su ayuda para descubrir el terrible secreto familiar que tiene a un torturado fantasma acosando su casa. Desde conmovedora, hasta espeluznante y divertida, este es un detrás de escenas del primer caso en la ilustre carrera de Gilda Joyce, Investigadora Psíquica.

(Traducción de Centinela, aviso porque ya sé que está muy mal todo.)

Reseñica o algo así:
Ok, primero que nada: soy una absoluta fan de Gilda Joyce desde ahora y para siempre. ¿De acuerdo? Muy bien. Insufrible y todo como es a veces, pero eso se le pasa. Es que oye, tiene once años, tampoco le pidan que sea el personaje más maduro e iluminado en la historia.

Realmente no sé muy bien cómo empezar esta reseña porque en mi vida había yo escuchado nada de este libro (muy mal, manazo para todos, porque es ridículamente entretenido). Y de haber sido por mí, jamás lo hubiera comprado. Suerte que mi tía le atinó de pura chiripada, y así, lo encontré en la estantería de mi prima que nadie voltea a ver dos veces de libros que le compró cuando estaba en la primaria para que practicara su inglés (cabe decir que nunca los leyó, y hasta plastiquito tenían). Entre otros tantos que se veían antojables, pero en su despiste, resulta que mi tía compró varias segundas y terceras partes de sagas que ni sabía que eran sagas. Y así terminé con mis manos puestas sobre el libro que menos me daban ganas de leer, sólo porque este sí era primera parte.


No sé por qué la ponen de cabello claro.
Si en el libro dice que es oscuro.
¿Qué fue lo primero que pensé? "Oh Dios, por favor que esto no sea como Nancy Drew. Ay no, esto VA A SER como Nancy Drew" (película que odio hasta el cansancio, por cierto -y sí, digo película porque de los libros nada sé ni quiero-). ¿Las buenas noticias? ¡No fue como Nancy Drew! (o eso creo, no sé, igual y sí y yo estoy muy chiflada y soy muy voluble). Y en cambio, terminé por leer una historia deliciosa y entretenida y ligerísima y con todo el aire veraniego que me vino perfecto para ser precisamente la primer lectura de mi verano (que ya casi se acaba, qué horror y qué descaro).

El caso es este, Gilda Joyce es muy peculiar y muy interesante y extraña terriblemente a su difunto padre (quien le heredó su vieja máquina de escribir y el talento natural). Muy propensa a las mentiras y exagerar las cosas, también. Todo con tal de apantallar a sus compañeros de clase y sacar de cualquier situación una perfecta oportunidad de una aventura; que en este momento de su vida, se traduce a buscar misterios. Ah, y sí, quiere... no, es una Investigadora Psíquica. Todo esto es muy serio, no se atrevan a reír.

Por supuesto, cuando llega el verano, y la infame maestra la interrumpe de su lectura de Una guía para los principios y métodos psíquicos, para preguntarle el terrible "¿Y tú qué harás en tus vacaciones, Gilda?" A Gilda se le ocurre que es una buena idea inventarse que pasará su verano en la enorme mansión de sus excéntricos familiares que viven en San Francisco, y con los que no mantiene relación alguna y sabe de ellos sólo de nombre, cabe aclarar. Una vez termina de decir su mentira, se arrepiente enormemente. Pero no hay vuelta atrás. La única salida ahora es hacer que en verdad pase.

Tras varios días (que Gilda aprovecha muy bien en el desarrollo de sus múltiples proyectos) y una demostración absoluta de las habilidades, perseverancia y enorme ingenio de nuestra pequeña protagonista, Gilda termina en verdad alojándose con su familia en su mansión en San Francisco. Con un tío casi totalmente ausente, una ama de llaves hispana, una prima muy arisca y extraña y (esperen por ello...) sí, exacto, un misterio paranormal, que involucra a atormentados fantasmas, una torre cerrada, y una familia casi por completo rota. Y así es como inicia el mejor verano que Gilda pudo haberse imaginado nunca. Y más importante aún, el primer caso en la carrera de la mejor investigadora psíquica de todos los tiempos (déjenme echarle porras, qué). Ah, y todo esto lo hace con un absoluto sentido de la moda y un gran estilo, por supuesto. No era para menos.

En verdad no tengo palabras para expresar cuánto me gustó leer este libro. ¿Saben esa sensación que a veces te da cuando lees literatura infantil o juvenil y piensas "es genial, pero ojalá lo hubiera leído a tal edad, lo hubiese disfrutado mil veces más"? (y eso que yo soy ridículamente infantil). Pues ya me ha pasado con algunos libros, y no, eso no me pasó con esta novela. Porque sencillamente sentí que rejuvenecía como diez años. Y ahí estaba yo, riendo como idiota (cada quien ríe como quiere, ya sé) y sacudiéndome toda por las ocurrencias de Gilda Joyce, Investigadora Psíquica.

No sé qué más quieren saber. Está escrito en tercera persona y más blah blah de ese. De la escritura no puedo hablarles demasiado porque lo leí en inglés (ah y no, desgraciadamente esta serie no está traducida) y pues yo estaba concentrada en entender todo y no reír demasiado alto. Más que una reseña en forma esto es una recomendación. No creo que sea necesario decirlo pero para que no me escupan luego, por supuesto no es un libro para tomarse muy en serio (no importa lo que haya dicho más arriba) ni juzgarse como obra maestra, pero realmente es maravilloso lo fácil y divertido que es todo.

Espero que le den la oportunidad si se lo llegan a cruzar. Y si alguien ya lo leyó, ¡por favor díganme qué opinan! Yo mientras me quedo con muchas ganas de continuar la serie para seguir de cerca las aventuras de esta simpática chamaquilla.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Venga, despotrica.