16/7/16

Relectura | Firelight - Sophie Jordan


Hace muchos años, mi hermana Cristina me regaló esta novela en mi cumpleaños. ¿Quería leerla? ¡Sí! Por aquel entonces yo solo escribía reseñas y leía las que aparecían en mi feed, una que otra vez; no había desarrollado el amor por goodreads y por leer los comentarios, revisar cuántas estrellas tenían las novelas ni indagar en todos lados sobre opiniones. Realmente no sabía hacia dónde me dirigía. Por otro lado, esperaba divertirme y enamorarme de una historia de fantasía sobre humanos con el poder de convertirse en dragones.

Durante mucho tiempo he publicado despotrique en contra de todo; quizá es el reflejo de la apatía que me ha estado consumiendo desde hace varios días, aunque lo más seguro es que esta novela es más hueca que la cabeza de Gilderoy Lockhart. Para empezar, el primer malestar es porque no me queda claro cómo es el mayor asunto draki: la conversión. Este es el momento en que pueden encontrar muchas arrugas en mi ceño, porque por más que lo intento, no logro imaginar cómo los drakis adoptan la forma dragonaria. Jacinda no menciona si para convertirse hay que quitarse la ropa, tampoco dice si su cuerpo adquiere una forma humanoide o si se convierte completamente en un animal escamoso, con cola larga, grandes alas e imponente. ¡No! Absolutamente nada. Es más, Jacinda solo logra mencionar una que otra vez que siente sus extremidades extenderse, que su rostro se afila y que su cabello ondea al viento. Excuse me? No puedo imaginar a un cabello con dragón. Digo, un dragón con cabello. Y menos con ese cabello que se carga Jacinda.

Después viene  lo que me causa sudar enfermizamente y que me den cólicos: nuestra protagonista, Jacinda. Es patosa, estúpida e indecisa. No me agrada y no la aguanto. Al comenzar, dice que quiere ser libre, que quiere dejar de ser observada todo el tiempo por ser la última draki de fuego. Ahre, porque la chamaca es especial y no se han conseguido drakis de fuego en generaciones, así que Jacinda, fogosamente debe ser la mamá coneja que debe poblar toda la aldea de bebés drakis de fuego. La comprometen con el prinshipe Cassian, draki de ónix. Pero, oh sorpresa, ¿de qué forma puedes retener a una criatura que vuela? ¡Tarea, tarea para ustedes! Obvio, en ese momento Jacindita no sabe nada y vive angustiada por haber sido señalada en la comunidad. Lo que no sabe es que las cosas van a cambiar. Una mañana, tiene la brillante idea de volar junto a su amiga Azure, que es un draki de agua, sobre el lago entre las montañas. ¡Pues changos! Que de pronto les caen los cazadores de dragones y deben huir. Como es la prota, Jacindita se sacrifica y se esconde en una cueva tras una cascada. De pronto, un cazador llamado Will nada hasta la cueva y la ve. ¡Pero él es diferente! Pues claro, porque si no, no hay historia. Will murmura algo que hace que el fuego dentro de Jacinda se avive. ¡Chorradas!

Ahora que ha expuesto a la aldea, a Jacinda le esperan buenos castigos, así que su mami les dice que es tiempo de huir a ella y a su hermana gemeli (porque tiene que existir cierta enemistad, sino esto se va al traste; ¡de todos modos se fue!). El punto es que se largan a Chaparral, donde Jacinda empieza a hacer dramitas. A ver, mamita, ¿no te quejabas al inicio de la novela que no querías que todos te señalaran? Pues te han sacado de ese lugar. Mientras tanto, hermani gemeli, Tamara, está feliz de la vida por que al fin dejará de estar en segundo plano, al fin dejará de ser la hermana de la ultima draki de fuego; Tamara no solo tiene un ridículo enamoramiento del prometido de Jacinda, sino que también no se ha rebelado como draki aunque ya tiene dieciseis. Ya instaladas en Chaparral, se inscriben en una escuela preparatoria. Ambas llaman la atención y Jacinda está en pleno despotrique emocional con su hermana cuando lo ve: Will, el cazador, está allí tan cerca de ella y la está mirando y el fuego se aviva, igual que su naturaleza draki. ¡Chorradas! La personalidad de Jacinda me estaba fastidiando un poco, pero yo no esperaba que me hartara. A partir de que se topa con Will y de que intercambia unas palabras con él y sus primos malotes (Xander and someone), se vuelve asquerosamente insoportable. Que si debe estar con Will porque aviva su draki; que si debe alejarse de él porque es un cazador; que si debe estar con Will porque lo ama. Creo que no debo olvidar mencionar que Xander quiere a Jacinda para él, como si fuese un objeto, simplemente porque Will se fijó en ella también.

A este punto ya me dio diarrea. ¡El romance! El romance y el enamoramiento en esta novela no existen. No entiendo porque Jacinda dice amarlo y planea un futuro con Will si jamás lo conoció de verdad. La prueba, a continuación:
Terminaría el bachillerato. Por mamá y por Tamara. Después de graduarme, podría irme con Will cuando él se independizara de su familia. Solo dos años más. Ya resolveríamos los detalles, el cómo y el dónde. Por primera vez desde mi llegada a Chaparral, percibí algun indicio de esperanza.
Estamos hablando de una chica que lo va a dejar absolutamente todo por amor. ¡A su familia! Lo creería si su madre la hubiese tratado mal y si su hermana realmente fuese muy odiosa con ella. Ella quiere a Will, pero no sabe su fecha de cumpleaños, qué comida o postres le gustan y cuáles no, desconoce su mejor y peor recuerdo. Desconoce absolutamente todo de él. Y no me importa que me digan que el amor juvenil así es, porque estoy segura que al menos te interesas en saber más de esa persona que bien puede encender una chispa en tu interior.
Yo pensaba que él tenía dieciséis; ni siquiera estaba segura. No sabía nada de él, excepto su secreto, que eclipsaba todo lo demás. Pero él tenía que ser algo más aparte de ese secreto. (...) No conocía al verdadero Will. Xander había mencionado que había estado enfermo y yo no tenía idea de qué le había sucedido. Sin embargo, eso me puso mal, por que él tampoco sabía quién era yo en realidad e igual quería estar conmigo.
Es cierto que Will también es un idiota, porque no se conocen y aun así muere -no literalmente, desafortunadamente- por ella; al menos él no dice "te amo", aunque sí le dice a Jacinda que ella le gusta. Lo que es incluso más chocante, es que se repiten las mismas fórmulas de siempre: el chico salva a la chica y después, le dice que quiere estar con ella pero que deben alejarse. Acá es igual. Tanto Will como Jacinda son ridículos. Pero ella es la que peor me sienta porque narra toda la novela, lo cual me hizo la lectura muy insoportable.

Básicamente, la novela solo es un partido de ping-pong entre Jacinda y Will, en el que a) no se desarrolla un romance, b) no hay un núcleo fuerte y consiso, y c) no hay un enemigo solido al qué vencer. De vez en cuando, otros personajes hacen aparición sin dejar mucha huella. Ni siquiera la mamá de Jacinda ni Tamara logran impactar. Y hablando de Tamara, al principio me agradó mucho con su actitud, pero después se dejó seducir por ideas estúpidas y se arruinó todo.
No voy a permitir que un estúpido enamoramiento arruine la vida que finalmente conseguí.
Y esa es Tamara, al principio. Alguien con un poco de cerebro. Después, todo se va a la jodida. Apostaba la lectura del siguiente volumen por ella, pero ahora, ya no estoy tan segura. Xander también me parece un personaje promedio al que yo le daría más potencial. No sé, quiero leer algo diferente en esta idea tan chachi sobre dragones. Y sé que sigo enfrascada en esto: ✖spoiler si Jacinda estaba completamente transformada en la cueva y era un dragón, ¿cómo es que Will después logra reconocerla? Tendría que haber estado en forma humanoide. ✖spoiler
Con la perspectiva del tiempo transcurrido, aquello me pareció solo una pequeña molestia en comparación con este infierno.

8 comentarios:

  1. Ole, ole y ole. ¡Me ha encantado esta reseña/crítica! Es exactamente lo que pensé cuando lo leí y por eso no me molesté en leer el resto de libros. hay muchas cosas que no tienen ni pies ni cabeza y la protagonista me cayó fatal. Por no hablar del romance super previsible y de todo el drama que se monta para nada...
    Lo de los draki a mí tampoco me quedó nada claro, el romance es de esos que te hacen rodar los ojos y en general todo es muy previsible. Cuando leí la novela quería algo interesante sobre dragones y me llevé una decepción enorme.

    Un saludo,
    Laura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Laura! Gracias por tu comentario :D Es bueno saber que no soy la única con una opinión diferente jéh. Yo también quería algo muy interesante sobre dragones, son criaturas fantásticas que tienen mucho pontencial para ser explotado. Una gran pena que este no haya satisfecho mis expectativas.
      Un besito :3

      Eliminar
  2. Hola!
    Me he reido un poco xD
    Yo no he leido la trilogia y confieso que si me llama la atención, pero bno tendré que leerla para tener mi propia opinión.
    Besoos! ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Bueno, lectora hermosa, al menos te he hecho reír. xdd
      Es que es perfecta para llamar la atención, la verdad, ojalá que puedas leerla pronto :)

      Eliminar
  3. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    No le diré que no a este libro si se cruza en mi camino.
    Genial reseña.
    ¡Nos leemos! :-)

    ResponderEliminar
  5. ¡Ana, que se te va a quemar el libro! :O

    ResponderEliminar

Venga, despotrica.