2/11/11

Reseña: El tercer gemelo de Ken Follett


EL TERCER GEMELO
Titulo original: The third twin
Autor: Ken Follet
Traducción: María Vidal
Año: 1996
Editorial: Grijalbo Pocket
ISBN: 970-05-0892-7
Jeannie Ferrami, brillante y ambiciosa científica dedicada al estudio de la genética de la agresividad a través del comportamiento de gemelos criados en distintos ambientes, descubre una cosa inquietante: dos gemelos, uno bondadoso y considerado, el otro violento e inmoral; el caso es que ambos nacieron de madres distintas con semanas de diferencia. A partir de entonces, la vida de Jeannie se convierte en una pesadilla: a las dificultades profesionales se unirá su necesidad de confiar ciegamente en alguien en quien no sabe si puede hacerlo. Pero además, por su propia supervivencia, deberá enfrentar s a una alianza de empresarios, políticos de extrema derecha y autoridades académicas cuyos terribles proyectos se adentran en los terrenos de la perversidad.

El tercer gemelo es la última y una de las más vibrantes e imaginativas obras de quien sea el escritor más leído en la actualidad. Con una trama que es también una llamada de atención sobre algunos aspectos controvertidos de la investigación genética, unos personajes verosímiles y nítidamente perfilados y un ritmo trepidante, esta novela está concebida sencillamente para apasionar.


Opinión Personal:

Después de tanta emoción, de varios días leyendo berreando y disfrutando esta obra de Ken Follet, puedo traerles mi opinión. Tengo sentimientos encontrados, así que hablaré de lo positivo y lo negativo.

“El tercer gemelo” me ha dejado bastante impresionada. Fue un libro que me impusieron (allá en aquellos tiempos en que me negaba a leer otra cosa que no fuera Harry Potter), al que le hice caras feas durante mucho tiempo y al que observé cubierto de polvo. Vamos, que la portada es horrible sencilla y por eso no me llamó la atención. Pero la cruda verdad es que empezó con un ritmo impresionante, con capítulos que me dejaban deseando saber más y mostrando una increíble alternación de los puntos de vista de los tres personajes principales. Encontrarán que el narrador, en tercera persona, va en cada capítulo mostrándonos los hechos desde las perspectivas de Jeannie Ferrami, el gemelo perver, Steve Logan, Berrington, Jeannie… bláh, bláh, bláh. De verdad, si algo es absolutamente positivo en este libro es cómo Follet logra dejarnos en el abismo en los finales de la mayoría de los capítulos.

Ahora, hablemos de los personajes. En primera, tenemos a una protagonista que, según mi opinión, es muy ruda, ambiciosa (en el buen sentido), entregada en su trabajo, precavida, que acompaña y defiende a sus amigos: Jeannie Ferrami. El problema que tuve al enfrentarme con ella, es que en algunas ocasiones sus acciones no van acorde a su personalidad. Es decir, conoce a Steve y confía completamente en él sin siquiera conocerlo, pero por si fuera poco, comienza a enamorarse en un dos por tres del chiquillo éste. ¡Ah, porque ella ya le lleva varios años! Hay algo en su personalidad fiera que no me gustó…

Berrington Jones, por el otro lado, es el personaje que menos me agradó. Está tan bien construido y el desgraciado es tan controlador que lo odié desde el primer momento. Berrington es el jefe de Jeannie, interrumpe el trabajo científico de nuestra protagonista por temor a que su secreto sea descubierto; éste hombre presenta las dos caras de una moneda: la buena y la mala. Él y sus amigotes se han encargado de mantener en secreto un acto cometido años atrás, que puede arruinarles la identidad ideal que han tardado en construir. Parece ser el hombre controlador que usa a las personas como piezas de ajedrez para lograr sus intenciones. Pero aparte de eso, uno se da cuenta mientras la historia avanza, que Berrington también es una pieza crucial del ajedrez y que no controla nada. Generalmente interrumpía las lecturas en los capítulos en que el narrador lo seguía. Porque Berri me sacaba de mis casillas con esos aires de superioridad. Además, provocaba mis ataques de sueño con su interminable estrés y preocupación.

Solo conocemos a dos de los gemelos: Steve Logan y el “pervertido”. Steve es un muchacho común y corriente que ha sido acusado de violación. Adivinen quién es el verdadero culpable (¿?). En Steve, a diferencia del resto de los gemelos, el narrador profundiza más. Llegamos a conocer su personalidad, temores, pensamientos, sentimientos y demás. No podemos hacer grandes comparaciones con sus hermanos. El gemelo pervertido es quien nos da el primer pitazo de que la historia será sumamente interesante.

Si debo aportar un factor negativo a la historia, es que ésta comienza siendo una bolita pequeña de nieve y en cada giro aumenta más, más, más, más y MÁS. ¡Joder! Todo va perfecto hasta allí… entonces, ¡puff! Se desvanece sin dejar un mínimo rastro de estragos. Entonces sí me fastidió que la historia se hiciese más compleja en cada capítulo.

*SPOILER*
Así, sin más, la historia concluye en un momento rápido y con un final feliz hollywoodense. Solo faltaba el clásico “Felices para siempre”. La historia tarda mucho en desarrollarse y permitir al lector descubrir la verdad enteramente: el porqué estos niños gemelos nacieron de diferentes madres y en distintas fechas. Tardé tanto tiempo (en comparación con lo poco que me tomó el leer las resoluciones a todas las problemáticas) disfrutando de los intentos frustrados de Jeannie para desenmascarar a la Genético, en crear teorías y pensar en que por fin iban a dar con el gemelo correcto que… terminé decepcionándome con ése final exprés.
*FIN DEL SPOILER*

En conclusión, pienso que los personajes están bien construidos, salvo algunos detalles en la protagonista que en lo personal no me gustaron. La trama, el ritmo y los temas referenciados dentro de “El tercer gemelo” son de relevancia, así que podrán reflexionar sobre ellos. La pasé fabuloso en los primeros ¾ del libro y por eso, lo recomiendo.


Como dato extra, hay una película de 1997 basada en la novela de Ken Follett. Comencé a verla antes de terminar el libro, pero no continué más de 5 minutos porque noté muchas diferencias físicas en las características de Jeannie y Steve. Además, quería terminar el libro primero. Y no planeo verla, de todos modos. No luce muy apetitosa.


Es todo por ahora, hasta pronto imaginaturianos.

Besos amorosos de Ana Arcia.

4 comentarios:

  1. Me lo ha prestado una amiga hace varios meses y aún no me he puesto con él, me gusta mucho Ken Follet aunque he leído solo libros en su faceta histórica, tengo que probar esta y espero que también me guste
    besos

    ResponderEliminar
  2. Es el único de Ken Follet que he sido capaz de leer y me encantó! Y eso que la genética no es un tema que me interese mucho.. (soy de letras más bien)

    Los cambios en el punto de vista del narrador, al principio me resultaba bastante lioso, porque no sabía quién era quién, pero a medida que conoces más detalles de cada uno, ya sigues la historia perfectamente.
    La protagonista tampoco me gustó ._. no sé, en comparación con lo bien trabajados que estaban los hermanos...
    El final: exprés. Coincido contigo. Mucho rollo como para terminar todo tan deprisa xD

    No escribo más que empezaré a soltar spoilers sin ton ni son.

    Un besito!

    ResponderEliminar
  3. Jajajaja no lei el spoiler, buena idea eso de ponerlo casi invisible! Se ve buenisimo, creo que me lo voy a leer en el verano (:
    Que bueno que te meti el gusanillo de la curiosidad :D
    Besooos

    ResponderEliminar
  4. No he leido nada de este querido señor, pero ganas no me faltan!

    ResponderEliminar

Venga, despotrica.