14.4.19

Reseña | Lost at sea - Bryan Lee O'Malley




Raleigh cree que un gato le robó el alma. Y aunque esta historia no tiene nada de tintes sobrenaturales, podría decirles que entiendo por qué Raleigh cree no tener alma. Se siente así, extraña y apartada, con mucha soledad y supongo, tristeza. De hecho, siento que esta historia estaría llena de tintes azules para transmitir esa tranquilidad y soledad, la melancolía que invade a Raleigh. A veces ser humano es demasiado complicado y te deja a la deriva. Tal vez puedes estar perdido en el mar, justo como Raleigh. 

7.4.19

Reseña | Aquí estamos. Notas para vivir en el planeta - Oliver Jeffers


Nuestro planeta puede ser un lugar confuso y complicado para cualquiera, particularmente para sus nuevos habitantes. En las primeras etapas de vida, la mente del individuo suele estar llena de preguntas. En este libro, Oliver Jeffers nos muestra todo lo que los niños necesitan saber para empezar a descubrir el mundo e identificarse como individuos en el tiempo y espacio, desde el sistema solar, el planeta tierra y sus elementos, hasta el cuerpo humano, las personas y los animales. Dedicado a su hijo, Jeffers explica con sencillez conceptos básicos para hacer más amable y comprensible el mundo para los más pequeños, abordando temas como inclusión, diversidad y convivencia en estas "notas para vivir en el planeta tierra"

No tengo fotos originales de este libro porque lo leí de un sentón. Me tomó cinco minutos terminarlo, pero se estancó en mi cabecita durante horas.

Y entonces, aquí estamos. 

Me gustaría comenzar esta reseña con una frase de Carl Sagan en referencia a la imagen captada por la sonda espacial Vogayer 1 en 1990. En ella, en ese pálido punto azul, estamos nosotros. Esa es la Tierra.


“Mira de nuevo a ese punto. Eso es aquí. Es nuestra casa. Eso somos nosotros. En ese punto están todos los que amas, todos los que conoces, todos de los que has escuchado hablar, cada ser humano que alguna vez existió, aquellos que vivieron sus vidas. La suma de nuestra alegría y sufrimiento, miles de religiones, ideologías, doctrinas económicas, cada cazador y recolector, cada héroe y cobarde, cada creador y destructor de la civilización, cada rey y campesino, cada pareja enamorada, cada madre y cada padre, niños llenos de esperanza, inventores y exploradores, cada maestro con ética, cada político corrupto, cada superestrella, cada líder supremo, cada santo y pecador en la historia de nuestra especie vivió allí, en una mota de polvo suspendida en un rayo de sol.”

8.2.19

Reseña | We Have Always Lived In The Castle - Shirley Jackson

We have always lived in the castle es la historia de cómo ciertos sucesos se vuelven leyendas urbanas, de cómo las historias inician en un día tan normal, tal vez con el cielo azul, sin imaginarte que todo está por cambiar. Despégate de todo aquello que crees saber sobre esta historia, porque probablemente no sea lo que crees. O tal vez sí. No lo sé, todo es posible.


Más allá de brillar en el proceso de lectura, We have always live in the castle te invita a analizar y reflexionar. Ahí es cuando irradia su belleza y te envuelve como una manta cálida en tiempos invernales; se vuelve tu refugio, te proporciona lo que necesitas y te protege. Si tuviera que describir esta novela, lo haría así, como una mantita, porque siento que ésa es la médula de toda la historia. Pero ya, sin más cháchara, les cuento de qué va:

Mary Katherine Blackwood aka Merricat cree que, con un poco de suerte, habría nacido siendo un hombre lobo; también le gustaría vivir en la luna, a veces finge que lo hace; tiene un refugio secreto de hojarasca y ramas en el bosque; entierra cosas como si fueran tesoros; cree en la magia y es experta en plantas venenosas. Todos en su familia han muerto trágicamente: envenenados, durante una cena, al consumir azúcar. ¿Qué le pasó al azucarero? ¿Lo han desechado? ¿Lo han lavado y siguen usándolo? ¿Quién envenenó el azúcar? Todos apuntan a la hermana mayor de Merricat: Constance. ¿Pero por qué no hubo ninguna pista que la evidenciara como la autora del crimen? ¿Y por qué solo dejó que sobrevivieran dos miembros de la familia Blackwood?

22.1.19

Reseña | Persuasión - Jane Austen




P e r s u a s i o n
Jane Austen
130 páginas

La protagonista de Persuasión es Anne Elliot, hija mediana de un vanidoso Sir con un título de nobleza menor. Fueron precisamente sus ínfulas de grandeza las que llevaron años atrás a Anne a rechazar, pese a sus sentimientos, el matrimonio con un por entonces joven militar de incierto futuro. Pero las guerras hacen mudar las fortunas y las hazañas de aquel oficial lo han convertido, cuando vuelven a encontrarse, en un acaudalado capitán de la Armada de Su Majestad. Dolido aún por aquel antiguo desaire, el capitán Wentworth será ahora, cuando dé a conocer su voluntad de casarse, quien haga gala de su indiferencia hacia Anne.




Esta es la segunda novela de Jane Austen que leo en mi vida y, tomando en cuenta que con Orgullo y Prejuicio no terminé  muy satisfecha, pensé que me sucedería algo similar con Persuasión. Por fortuna, las cosas no fueron así y terminé pasándola muy bien. En mi humilde opinión, debería haber más revuelo por ella y sus protagonistas deberían recibir la misma cantidad de amor que Lizzie y Darcy. ¡Empeshemos, puesh!

Anne Elliot, de 27, rompió inesperadamente su compromiso con Frederick Wentworth, un oficial naval, unos años atrás. ¿La razón? Fue persuadida por una gran amiga, podríamos decir que una figura paternal, de la familia: Lady Russell. La opinión de Lady Russell estaba basada, por supuesto, en lo que Wentworth podía ofrecerle a la señorita Elliot, que a grandes rasgos, pues ehmmmm, no era mucho. Entonces, Anne decide no arruinar la visión de su familia ni arriesgarse y culmina el compromiso. Wentworth se va y Anne se queda en el mismo lugar de siempre,  llorando su pérdida durate un tiempecito y después haciendo lo necesario para volverse una gran mujer. 

20.1.19

Desafío Literigatos 2019

¡Hola a todos!

Este año me pregunté si realmente debía hacer desafíos o no y al final me decidí por intentarlo con nuestro desafío icónico: 

Cazando Literigatos 2019


Así que sin más cháchara, vamos a lo mismo de siempre:

» ¿Quiénes son los “literigatos”?
Todos aquellos gatitos que aparezcan en nuestros libros. También consideramos gatos a aquellas criaturas que lo sean parcialmente. Por ejemplo, un hombre gato. O Crookshanks, quien es en parte kneazle. Y Hermione con cara de gato, muejeje. 

» ¿Cómo cazamos a los “Literigatos”?
Con mucho whiskas, paciencia, amor y atún. Se vale averiguar con anticipación si un libro contiene un gato solo pa' cumplir el reto. El punto es encontrarlo y cazarlo.

Cada vez que un literigato sea encontrado o cazado, se hará una entrada con los siguientes datos:
  • Nombre del libro y del autor.
  • Nombre del gato y de su dueño, si es que lo tiene.
  • Características del gato.
  • Fragmento que compruebe la existencia del gato.
  • Opcional: Compartir el fragmento, fotografía del libro, página, ilustración, etc., en Instagram y/o Twitter con el hashtag #literigatos
Si no quieres hacer una entrada por cada literigato que encuentres, puedes acumularlos y publicar tu avance en montón como le hacemos en Imaginatura.

Hay dos detalles que no pueden ser pasados por alto:

1) Si un literigato pertenece a una saga, no podrás repetirlo. Por ejemplo: la profesora McGonagall aparece como animago al principio de Harry Potter y la piedra filosofal; también hace una aparición en El Prisionero de Azkaban, así que ya no podría repetirse.

2) Ahora, digamos que hay más de un gato en determinado libro, solo podrás escoger uno de ellos. En El Prisionero de Azkaban, también aparece Crookshanks (aunque es en parte kneazle) además de McGonagall, así que tendrás que apostar por solo uno de ellos. Igual, podrías escoger a Crookshanks en los otros libros.

» Modalidades a elegir:

Nivel PRINCIPIANTEPara amigos de los gatos. Tendrás que encontrar 5 literigatos en el curso de tus lecturas.
Nivel DIFÍCIL: Para cazadores especializados. Tendrás que encontrar 10 literigatos en el curso de tus lecturas.
Nivel LEGENDARIO: Sólo apto para "loc@s de los gatos". Trendrás que encontrar 15 literigatos. ¡Ay!

Si ya te decidiste a participar, solo tienes que hacer lo siguiente:

Comentar ésta entrada diciendo «Hey, yo quiero encontrar literigatos». Algo así.
Hacer una entradica en el blog con el que participarás, anunciando éste desafío. (Por favor déjanos la url de la entrada en el comentario anterior o en otro, como gustes, porque me gusta seguir la pista.)
Colocar nuestro banner con un precioso gato en la entrada y si lo quieres, en la barra lateral de tu blog (lo encontrarás más abajo). Si lo deseas, puedes poner también una barra de progreso que sacas de acá.
Si no tienes blog y quieres participar, dejame tu usuario de twitter o instagram y comparte el banner con el hastagh #literigatos

Otras cositas que debes saber:
- Empieza el 1 de Enero y finaliza el 31 de Diciembre del 2019, así que tienes todo un año para encontrar la cantidad de literigatos que hayas elegido.
- Cuentan todas las lecturas, relecturas y libros que no hayas concluido, siempre que hayas encontrado al literigato antes de abandonarlo.
- No nos vendría mal que lo compartieras por otras redes sociales. Si quieres… si no, pues ¿qué vamos a hacer? (¡Imperio!)





0 de 15 literigatos | Voy al 0%

Enero 2019 | Rendición de cuentas

Hola, ¿qué tal? 

Me siento un poco extraña de estar por acá, escribiendo a las dos de la mañana mientras me truena el estómago de hambre, pensando en cómo explicar, en cómo tratar de justificar mi comportamiento ermitaño de los últimos meses. Y la verdad es que, aunque podría dar un largo discurso, todo se resume en tres puntos:

1 Me mudé de ciudad. Ya no resido en Veracruz, sino que ahora estoy en Mérida, Yucatán (por ahí donde cayó el meteorito que causó la extinción de los dinos raaaaawrrrrrrrrr) y eso implicó (e implica) una adaptación muy cañona. 2 Por lo anterior, cambié de trabajo, cosa que me ha venido de perlas y es algo que me entusiasma muchísimo, incluso cuando en ciertos momentos he sentido que no podré ser lo suficientemente buena.
3 Me quedé sin computadora, sin tiempo, sin ganas. 
¡PERO HE VUELTOOOOOOOOOOO!

Y eso me hace muy pero que muy feliz. 


Así que, como siempre, intentaré llevar un ritmo casual entre mi trabajo formal, el blog, las redes sociales y las lecturas. Aquí seguiré para darles más lata y, por supuesto, para traerles nuestro ya conocido Reto Literigatos 2019.

Acá el preview.


Muchas gracias a Rebeca Fávila de Mundos Infinitos por diseñar el banner.

Entonces, nos vemos muy prontico.