16/4/17

Reseña de Cine | La La Land: Una Historia de Amor

La La Land: Una Historia de Amor
Duración de 128 minutos
Protagonizada por Emma Stone y Ryan Gosling
Dirigida por Damien Chazelle
Ambientada en Los Angeles, Mia es una joven barista que aspira convertirse en actriz; por su parte, Sebastian es un pianista apasionado por el jazz. Ambos se enamoran mientras intentan balancear una relación en medio de la búsqueda por sus sueños.
Hace apenas un año, el director Damien Chazelle ganó reconocimiento con Whiplash: Música y Obsesión, pero ahora, desde su estreno en el festival de Venecia y de la mano de Emma Stone y Ryan Gosling, el éxito de su nuevo filme ha causado un revuelo tal, que las principales distribuidoras de nuestro país tuvieron que adelantar su estreno, ante un público que al verla ganar un récord histórico de 7 Globos de Oro, quería comprobar si de verdad es tan genial y mágica como todos dicen. La La Land, una Historia de Amor es una cinta de trama simple, pero la forma en que se cuenta y logra llegar al público es de lo mejor que experimentarás en una sala de cine.

¿Pero por qué ha generado tanto ruido esta película? Para responder hay que dividir el análisis en dos, el primero siendo la industria; si eres fan de las producciones de Hollywood de los 40’s o trabajos que homenajean épocas cercanas, al encajar este perfil con la mayoría de votantes en diversos festivales o ceremonias de premiación, no es difícil imaginar porqué, al menos en la parte de reconocimientos, La La Land está ganando en cada una de las nominaciones que obtiene. Segundo, la crítica en general, pues el filme usó como base de su historia un par de elementos con el que absolutamente todos podemos conectar: el amor y los sueños; estar dispuesto a sacrificar lo que sea por conseguirlos.

Con esta son ya tres cintas que Emma Stone y Ryan Gosling protagonizan juntos, y la química entre ellos es obvia; imagino con el propósito de transmitir las emociones de ambos, noté una gran cantidad de acercamientos a sus rostros, que se quedaban llenando la pantalla por un buen rato. Sus interpretaciones son convincentes, y te resulta fácil identificarte con sus planes, desear que los logren y hasta hacerte recordar uno que otro momento de decepción o duda en tu vida.

Mia es carismática y en su mayoría optimista, por lo mismo te llega a doler cuando fracasa o se enfrenta a una realidad por la que todos pasamos: sentir que no eres suficientemente bueno o buena para lo que buscas. Por su parte, Sebastian es pesimista y a la vez relajado; considero que de los personajes, él es quien cambia más en base a la relación.

Lo que me encantó de la trama son las pequeñas escenas, esas tan discretas y en ocasiones sin diálogos, pero en las que verdaderamente ponemos atención en las actuación de Stone y Gosling, que simplemente por ser atractivos nos resultan agradables, y al agregarles una personalidad en apariencia simple pero por dentro profunda, terminan ganándonos. En lo que respecta al diseño de arte, fotografía y vestuario, La La Land logra destacar por sus colores, ambientación y estética; cada escena parecía una pintura o que veíamos una obra de teatro cuidadosamente detallada. Hacer esto si hablamos de una película de época es común, pero aquí eso no aplica, al transcurrir en la actualidad, por lo que merece doble reconocimiento.

Para ser sincero, no sentí que las secuencias de baile fueran bien integradas con el resto de la historia, aunque sus coreografías eran elegantes y hasta cierto punto creíbles, claro, a excepción de ver todo un alboroto en medio del tráfico y a la pareja volando por el cielo. Eso sí, nadie puede negar que son visualmente espectaculares. Personalmente no fue de mi agrado casi ninguna de las canciones, salvo por dos: Start a Fire, de John Legend y el fragmento de la audición, The Fools who Dream, por Emma Stone. Esa frase es mi favorita, “dedicada a los locos soñadores”. A pesar de esto, un par de melodías se quedaron conmigo algunos días después de haber salido del cine.

Justo en medio sentí que el filme se tornó lento y con demasiados montajes musicales juntos; entiendo que pudo ser para reflejar el paso del tiempo, pero creo que no aportaron nada más. Como dato curioso, este es el trabajo soñado de su director, Damien Chazelle, y es probable que en unos años esta película se convierta en un clásico; no en balde fue inspiración para esa increíble apertura de la más reciente entrega de los Globos de Oro con Jimmy Fallon. Ah, y debo mencionar el cameo del actor J.K. Simmons, así como su brillante secuencia final, que sin dar spoilers, agrega una perspectiva diferente al concepto del hubiera.
En conclusión: La La Land: Una Historia de Amor es una mezcla extrañamente exitosa de realidad y fantasía, donde para formar tu opinión de si te gusto o no, te recomiendo dejes pasar al menos un día, pues las situaciones que te presentan tienen que ser reflexionadas para de verdad apreciar su valor. También puedes usar esto como pretexto y verla por segunda o tercera vez, pues estoy seguro que en cada ocasión encontrarás algo nuevo.

8 comentarios:

  1. Hola! Alguna cosita no me llegó a gustar de todo, pero aún así, tengo muy buena sensación con esta película.
    Besitos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es de esas películas que entre más veces la ves, más la disfrutas. ¡Saludos, y nos estamos leyendo!

      Eliminar
  2. Hola! No se porque no me provoca mucho, tal vez algun dia, pero no soy amante de los musicales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En lo personal, lo que me atrapó no es la parte musical, sino la trama y los personajes; si la ves de ese modo créeme, te encantará. ¡Saludos, y nos estamos leyendo!

      Eliminar
  3. ¡Holaa! Qué padre que hayas disfrutado de la película, la verdad es que es una película que se me hizo muy interesante, parte de ese atractivo tiene que ver con todos los premios que ganaron <3 así que espero verla alguna vez. Sí que se nota desde acá la química en Ryan y Emma <3
    ¡Beesos! :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Definitivamente los premios son lo que hacen que voltees a ver esta cinta, pero por sí sola la película se sostiene bastante bien. ¡Saludos, y nos estamos leyendo!

      Eliminar
  4. Hola!!!

    La verdad es que la peli no me había llamado nada hasta que empezó a tener ese boom en los premios mas famosos, fue ahí donde pensé en verla aunque aun desgraciadamente no he logrado verla, espero hacerlo pronto. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. No falta mucho para que llegue en formato DVD o Blu-ray, así que por lo pronto a esperar, pero confía en mí, vale la pena verla. ¡Saludos, y nos estamos leyendo!

    ResponderEliminar

Venga, despotrica.