17.2.18

Reseña | La biblia de los caídos Tomo #0 - Fernando Trujillo Sanz


Título original: La biblia de los caídos
Autor: Fernando Trujillo Sanz
Páginas: 359
Kindle Edition
El mundo cuenta con un lado oculto, una cara sobrenatural que nos susurra, que se intuye, pero que muy pocos perciben. La inmensa mayoría de las personas no es consciente de ese lado paranormal... ni de sus riesgos. A veces la gente se topa con esos peligros y desespera, se atemoriza, y no sabe qué hacer ni a quién recurrir. Pero no todo está perdido...
Dicen que en Madrid reposa una iglesia muy antigua, cuyo origen es desconocido. Allí, en su interior, frente a una cruz de piedra esculpida en uno de sus muros, se puede alzar una plegaria. También dicen que aquel que no tiene alma la escuchará, y si la fortuna acompaña, el ruego será atendido.
Pero exigirá un elevado precio por sus servicios, uno que no todo el mundo está dispuesto a pagar. Mejor será asegurarse de que se quiere contar con él antes de recitar la plegaria. Eso es lo que dicen.


¡Hola, gente bonita! Hoy les traigo una reseña de un libro que leí en el Kindle, por lo que no tengo foto chachi para mostrarles y volvemos a la antigüita donde solo les dejaba imagen de la portada e info de la edición, además de la sinopsis. Siento que les he fallado terriblemente, pero... ni modo.


No sé cómo empezar esta reseña. No quiero dar mucho hate, así que me contendré.

La biblia de los cáidos, Tomo #0, cuenta la historia de un peculiar personaje: el Gris. No se sabe mucho sobre quién es, excepto que una vez fue humano, que no tiene alma y es muy bueno en toda la onda de los exorcismos. En esta ocasión, tiene que confiar en sus conocimientos para luchar cotra un demonio que ha poseído a la hija pequeña de un magnate hombre de negocios (y no es Don Camerino de la familia Peluche). Mario Tancredo lo contrata porque un ser maligno se ha apropiado del cuerpo de su hija, así que es bastante espeluznante imaginar cómo una niña de unos siete años se columpia de un candelabro, habla con una voz grave y se ríe en la cara de todos. 

A pesar de que es el único al que los humanos pueden recurrir cuano ya todos han intentado lo humanamente posible, los métodos de El Gris no están funcionando. El demonio que vive en la pequeña es demasiado fuerte y poderoso para salir del cuerpo humano incluso con los métodos poco convencionales que tiene este peculiar personaje, así que ahí hay gato encerrado, ¿no?



A El Gris lo acompañan muchos personajes extraños y únicos: 
  • Plata, un ser que cambia de cuerpo, salta y salta, así que de pronto está en tal y cuando éste muere, salta a otro.
  • Alex, que realmente no sé qué es ni a qué se dedica, pero siempre acompaña a El Gris.
  • Diego, un niño que es todo menos niño. Sin duda es de mis favoritos en la historia. Diego tiene una maldición bastante complicada: no puede mentir. Y la maldición se la pusieron los ángeles, razón por la que los odia muchísimo. 
  • Miriam, una Centinela. Una humana entrenada por los ángeles, que debe presenciar eventos como exorcismos o cumplir con las órdenes de los ángeles.
  • Sara, recluta nuevo. El Gris la encontró trabajando, leyendo las manos y cartas, pero en realidad es una rastreadora. Es decir, que puede leer objetos para saber de las personas y encontrar la verdad. 

La verdad es que el mundo creado por el autor me pareció bastante adecuado e interesante. Me habría encantado conocer más de las criaturas, personajes y escenarios que lo componen. De hecho, me recordó un poquito al de Cazadores de Sombras. Solo un poquito, no crean que es absolutamente igual, pero tiene un pequeño rastro que me lo recordó.


aquí es donde vienen los problemas.


 La historia, toda la trama, todos los sucesos, ocurren mayormente en un mismo lugar con los mismos personajes: la casa de Mario Tancredo, donde también está su esposa y su abogado, además de sus perros. Sanz se centró por completo en sus personajes, en la propia personalidad de cada uno, tanto, que las discusiones explotaban una tras otra, sin parar, porque sus personalidades no coinciden ni siquiera un poquito. Y así seguían. No paraban. Teníamos entonces a Alex odiando a Sara sin ninguna razón específica; a Sara no entendiendo nada porque apenas acaba de descubrir ese mundo lleno de misticismo y oscuridad; a Diego siendo un crío insoportable que no paraba de reclamar, echar pleito y hacer comentarios sarcásticos a todos; a Miriam odiando a Sara, Alex y Diego, cuestionando a El Gris; a Mario Tancredo reclamando una y otra vez que rescataran a su hija del demonio y discutiendo con su esposa sin parar. Fue  cansadísimo tener que estar en una conversación donde (casi) todos discutían al mismo tiempo.  Era como si se estuvieran lanzando una pelota y el espectador la siguiera con la mirada. Por lo tanto, casi toda la historia está llena de conversaciones que no aportan demasiado a los personajes, trama ni historia. ¡Y así no se pinches puede! 

Luego está el hecho de que el autor hace que todos sus personajes tengan un misterio. ¿Por qué están ahí? ¿Por qué participan de algo en lo que al parecer no obtendrán un mayor beneficio? Nunca se menciona que estén allí por dinero, tampoco dan otra razón. Entonces el lector termina estando en el mismo lugar que Sara, sin conocer nada y estando perdida a muerte. Creo que lo peor del asunto es que el libro supuestamente tiene como protagonista a El Gris, pero en realidad el narrador no lo sigue mucho. De hecho, el narrador sigue de vez en vez a cualquier personaje, sin centrarse mayoritamente en ninguno. 

En mi humilde opinión, creo que este libro necesitaba más. Es como si fuese el primer borrador, la primera idea que nació y que necesitaba ser alimentada mucho más. Como tal, me ha gustado mucho el universo, pero me lo he pensado mejor y creo que no intentaré leer el siguiente tomo.

¿Ustedes ya lo han leído? ¿Sí? ¿No? Me muero por saber, wii. Necesito saber si yo soy la única pesada o no ha ha.


7 comentarios:

  1. Holaaa
    Llevo bastante tiempo detrás de estos libros y nunca me animo...a ver cuando saco algo de tiempo jaja A ver si me gusta más que a ti.
    Un besito

    ResponderEliminar
  2. ¡Holaaa!
    La verdad es que no conocía ni al libro ni al autor ni siquiera de nombre, después de leer tu reseña no me llaman especialmente la atención tampoco pero muchas gracias por compartirla <3
    By the way, no hay problema con que te lleves el tag de la realeza (y los cartelitos jaja), yo encantada de verlos por acá <3<3
    Besote!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!

    Puf, no me imagino leer un libro en el que los personajes están discutiendo tooodo el rato, todos con todos, y que supuestamente va sobre uno de ellos pero al final ni siquiera es el que más protagonismo tiene. Como dices, tiene que ser agotador.

    Me quedo por tu blog,
    ¡besos!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola, hola!
    La verdad es que este libro no me llama PARA NADA LA ATENCIÓN, no se, siento que no es un tipo de lectura que disfrutaría, así que prefiero dejarlos pasar.
    Gracias por la reseña.

    Un beso enorme<3

    ResponderEliminar
  5. Bueno, de entrada yo le huyo como la peste a los libros o películas que traten de exorcismos o zombis, así que no creo que en esta vida lo vaya a leer jajaja. No obstante, me imagine en tu lugar y creo que si hubieran estado pelee y pelee me hubieran dado ganas de largarme, o en este caso, cerrar el libro xD

    Es lo malo de comenzar series o trilogías. Pero bueno, si te animas a seguir, está bien, y si no te animas, también está bien jajaja.

    Te mando un beso enorme, Ana y espero que estés bien<3

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!
    Este es uno de los pendientes más lonjevos que tengo en mi Kindle, y ahora me da cosita empezarlo XD aunque creo que al final acabaré leyéndolo, por lo que mencionas del mundo en general.

    Nos leemos~

    ResponderEliminar
  7. Buah, he de decir que me llamaba la atención por el mundo, pero de un tiempo a esta parte solo he leído críticas negativas, así que va a ser que no, no me convence en absoluto :/

    ResponderEliminar

Venga, despotrica.