1/11/12

Reseña: Las Abuelas, Doris Lessing



Título original: The Grandmothers
Autor: Doris Lessing
Traducción: Dolors Gallart
Editorial: Ediciones B
Páginas: 325
ISBN: 84-666-1462-1
Año: 2003

Relatos incluidos:
1. Las Abuelas
2. Victoria y los Staveney
3. El motivo
4. Un hijo del amor

«Una alegoría política con toques futuristas; un drama social londinense de raza y clase; una relación en la que la pasión en tiempo de guerra se convierte en una marchita obsesión durante la posguerra, y una trampa mortal en el seno de dos familias eróticamente entrelazadas. Los cuatro relatos que integran Las Abuelas bien pueden servir como muestra de la amplia panoplia de temas, estilos y géneros literarios frecuentados por Doris Lessing.»

The New York Times

Reseña:
Me ha vuelto a pasar, ¡oh, desdichada de mí! Sí, señores, he vuelto a ser miserable victima de las falsas expectativas. De nuevo he formado equivocados escenarios en mi mente dejándome llevar por la portada, los comentarios de contraportada y esa enorme y despreciable banda negra que cantaba “Premio Nobel Literatura 2007”. ¿Les digo lo que pienso sobre eso? ¡Pues, bah! Que se metan sus bandas negras por...

Para empezar: Como pongo arriba, este libro se conforma por cuatro relatos, todos distintos entre sí y sin ningún vínculo que los una… salvo la autora, claro, obviando obviedades. El caso es que he sufrido un gran tropiezo apenas leyendo el primero de estos. No, no me gustó. Sí, tiene un no sé qué que no me deja decir que es malo. No podría decir que ninguno de ellos es malo. Pero al menos, hablando del primero, no me ha gustado. Y dicho sea todo, al final me dejó con una sensación de vacío que casi arrojo el libro por alguna esquina y me pongo con otro, pero no, continué. Y me alegro de haberlo hecho.

Y es que después de haber tenido esa terrible decepción con el primer relato, con forme avanzaba, el libro mejoró notablemente para mí. Aunque aún no decido si el motivo es porque en verdad mejoró, o por las nuevas expectativas con las que ahora leía.

Algo es un hecho: Dorris Lessing retrata con un realismo inigualable aquellas relaciones que, aunque parecieran no ser tan comunes, se dan con mucho más frecuencia de la que admitimos (que no hablo de las situaciones en las que se ven envueltos los protagonistas, eh, sino de las relaciones y actitudes en sí, que vaya, tienen sentido). Y en ningún momento se aparta de la personalidad de sus personajes o convierte las cosas un tanto más inverosímiles. A pesar de esto, mi queja reside en que se dedica puramente a hacer el dichoso retrato, (y, o se olvida o suda completamente de ello) pero no introduce mucho sentimiento en su escritura. Me quedé todo el libro esperando sentir un poco de tristeza, un poco de amor o un poco de emoción de la que estoy segura que los protagonistas llevaban consigo. Salvo, claro, en el tercer relato: El Motivo.

Si por algo rescato este libro, si por algo no me arrepiento de haber cogido Las Abuelas y no ningún otro que estuviera por ahí y que fuera una segura buena lectura (que de esas muchas), es por El Motivo. Me enamoré de esta historia, me enamoré de su apacibilidad, me enamoré de sus descripciones de la “época de oro”, de las personas, de sus leyendas, del pueblo, de Doce, el protagonista; Sentí su desesperación, su desahucio, su confusión, su añoranza. Sentí su mismo anhelo de que todo volviera a ser como era antes, en los buenos tiempos. Sentí su soledad… y tuve compasión de él. ¡Y ni qué decir del final! Ha sido la cereza que adornaba el pastel. No quiero describirles la trama de este (ni de ningún) relato pues no le veo caso, puesto que no son escritos TAN largos. Y al contarles las cosas lo mismo daría si lo leen o no. Además, claro, de que aunque cada relato tiene su trama central, no podría decirles "trata sobre esto", pues describen sucesos tales que hasta aleatorios parecen, como la vida misma. (Por cierto, como nota, no se dejen llevar por el comentario de la contraportada, las pequeñas "descripciones" no corresponden al orden de los relatos.)

Doris Lessing
Los dos que restan han estado bien, a secas. Tienen varios elementos que me han gustado bastante. Sobre todo me ha gustado la gama de temas que ofrece, algo amplia. Y esa naturalidad con la que da vida a todas estas personas completamente normales, que bien podrían ser tu vecino o cualquier otro. Y esa sensación de amargura y de “al final, todo estará bien porque así tiene que ser”. Creo que este libro tiene una utilidad, al contrario de muchos otros, y que no solo se dedica a hacer soñar a las personas. Por eso sí, aunque no me ha encantado, me quedo con ganas de catar algo más de Lessing. Espero tener la oportunidad de hacerlo, que tengo entendido que este galardonado libro no es ni de lejos su mejor obra. Aunque suene contradictorio.

En resumen: Es una lectura amena, no muy complicada ni muy profunda y, a pesar de ser relatos e ir a pasos agigantados, apenas y se nota la superficialidad que deberían tener, debido a las relaciones y sentimientos en los que Doris Lessing se concentra en proyectar. En un principio hubiera calificado la lectura como un chasco tremendo. Pero ahora, después de haber llegado al final y haberla dejado reposar un poco, se queda con mejor concepto. Lo recomendaría, sí, pero no a cualquiera, más bien como para tomar apuntes o empaparse la pupila con algo un tanto diferente (aunque no demasiado, no se emocionen).

5 comentarios:

  1. Pues veo que se te cayeron al piso las expectativas! que pena! pero se ve super bien

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como te digo, no está mal. Pero esto de crearse expectativas antes de leer un libro me provoca cada ves más problemas xD.

      Eliminar
  2. Hola Centinela :)
    Es lo malo cuando te arriesgas a leer algo fuera de tu "linea de trabajo" pero me alegra que hayas vivido la experiencia, ya que esas son la que mejor ayudan ;)
    No creo llegar a leerlo, pero quien sabe, el tiempo dirá, gracias por la reseña ^^
    Besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Jessie!

      Mmm... no creo que sea el caso. Es cierto que tengo algunos géneros predilectos (que serían más o menos en la linea de fantasía-ciencia ficción), sin embargo, considero que leo variado. No creo haberme salido de ninguna "linea de trabajo" en este caso. Es más bien que el libro no es lo que me esperaba y me ha destanteado por un momento (aunque vete tú a saber lo que me esperaba, quién sabe).

      Jaja, pues si te animas algún día, ¡ya me dirás qué piensas!

      Gracias a ti por pasar.

      Besos de vuelta ;)

      Eliminar
  3. Hola, guapa. ¿Sabrás dónde se puede comprar este libro en México? Gracias (:

    ResponderEliminar

Venga, despotrica.