14/1/12

Reseña: Ghostgirl: El regreso - Tonya Hurley


GHOSTGIRL: EL REGRESO
Autor: Tonya Hurley
Traducción: Alicia Frieyro
Editorial: ALFAGUARA
Año: 2009
Páginas: 301
ISBN: 978-607-11-0409-0

Morirse de aburrimiento no es una opción.

Charlotte había dejado de vivir, pero no estaba dispuesta a dejar de soñar.
Dicen que la comedia es una tragedia que le sucede a otro.

Pero que en el Más Allá uno todavía tenga que hacer prácticas, a Charlotte no le hace ninguna gracia. Y menos si consisten en contestar llamadas por teléfono en un centro de ayuda para adolescentes problemáticos. Hasta que un día recibe la llamada de su amiga Scarlet: una pedicurista terriblemente torpe ha dejado a Petula, su hermana frívola, en coma. Y además, Damen, el novio de Scarlet, parece que vuelve a sentir algo por Petula, aunque ésta se encuentre inconsciente… Tal vez Charlotte sea la única persona que pueda solucionarlo…aun a riesgo de precipitar un fatídico final para todos.

Opinión Personal:
Y otra vez volví a agitarme interiormente. ¡Tonya, ¡¿qué has hecho?!
-se da de golpes contra la pared-

Pues como el primero no me dejó un buen sabor de boca, estaba segura de que éste no sería mucho mejor. Era mejor pensar eso y que me agradara el libro, a tener expectativas muy altas y terminar odiándolo. Y así fue…

Charlotte ha madurado un poco. ¡Sí, lo hizo! YEY!... pero se siente sola. Además, la gloria que pensaba obtener al final del primer libro se ha esfumado y vuelve a ser marginada y sin importancia (o eso cree ella). Charlotte, cariño, las cosas no son así. Es solo que el resto de tus compañeros y amigos están un poco ocupados atendiendo esas llamadas y en sus propios rollos. Pero tienes una compañera de cuarto muy agradable, llamada Maddy, que te busca y trata de ponerte en sintonía, que te apoya porque no recibes llamadas en la central de ayuda y que cuando por fin recibes un timbrazo en el teléfono, ella contesta. Maddy  se sacrifica por ti. ¡No estás sola!

Eso, quizá, es lo que más me molesta. Charlotte dice que Scarlet y Maddy son sus amigas, pero yo no veo lazos reales entre ellas. Y me pregunto, cómo diantres Scarlet puede ser amiga de la chica ghostgirl. Pero bueno, ¿los polos opuestos se atraen no? Supongo que se debe a eso. Oh, sí. En esta ocasión a Tonya Hurley se le ocurrió rellenar pequeños espacios con las ocurrencias de las Wendys, las amigas de la muy comatosa Petula. En mi opinión y a mi gusto, esos pequeños diálogos y momentitos que las Wendys se aventaban eran demasiado pesados, exagerados, idiotas… ¡y frustrantes! Así que, discúlpenme, ya había abandonado ése viejo hábito… ¡pero no lo pude evitar! –se apena- Me salté varios renglones. –Está bien, vengan esos tomatazos. ¡Paf!, ¡puaj!, ¡catapuaz! También incluyó más a Damen y eso me pareció un poco más acertado; llegamos a conocer a la madre de Petula y Scarlet. Ahora entiendo el porqué Petula es como es. Es obvio que hay problemas de falta de atención, divorcio y temas por el estilo. Desgraciadamente, no se explotó tanto como me hubiese gustado. Y para cerrar, descubrimos que Petula puede ser hueca, preciosa, divina y también, cariñosa. Petula siente y puede ser una chica buena. Claro, en los parámetros de Petula.  

Ahora, la trama me pareció bastante hueca aunque acepto que la idea principal de Ghostgirl es una  original, fresca y juvenil; no había escuchado hablar de una chica que muriera en un circunstancia rara, que tuviera que asistir a una escuela para fantasmas, luego se graduara y tuviera que trabajar en el Más Allá. Aunque eso está bien, me temo que hay mucho relleno y que ésta segunda parte se logró más por querer seguir vendiendo que porque haya algo que contar. De hecho, hubo una parte en la que me tambaleé un poco y no entendí; sentí que fue un as sacado bajo la manga. Así nomás, porque se le antojó. Vale, vale, vale. Lo diré. –seleccione usted y así podrá ver el SPOILER si lo desea-: Resulta que Maddy, la nueva amiga de Charlotte, es una traicionera y que hace un plan todo ‘macabro’ para llevar a Charlotte y sus amigos a la ruina. Solo porque ella no obtuvo lo que quiso en vida. Y Charlotte, quien se supone es seguida por el narrador todo el tiempo, dice, tal cual Chapulín Colorado: “Lo sospeché desde un principio”. ¡¿Qué?! ¿En serio? Bueno, el narrador no dio jamás una señal para creer que Charlotte sospechaba de Maddy desde un principio. Funcionaría como un engaño literario si tuviese un trasfondo más sólido. Pero las razones por las cuáles Maddy quiere llevar a todo el grupo fantasmal a la ruina, me parecen solo boberías. Y sí, bueno… Eso pasa con Ghostgirl: El regreso.

En conclusión: sí, el diseño es muy mono, otra vez. Continua trayendo fantásticas frases y referencias a bandas musicales. Los personajes están un poquito más maduros y me parecen más agradables que en el primer libro, pero en el contenido falla. ¿Por qué? Si bien los personajes crecer y hay una línea en la historia que parece ser buena (eso de que Petula cae en coma y solo Charlotte puede ayudarla), todos los puntos a favor se arruinan por tanto cotilleo, relleno, problemitas estúpidos e idioteces (estas últimas por las Wendys).

Lamento parlotear tanto y tan mal de un libro. No es por ofender a nadie y si les gusta mucho Tonya Hurley y sus obras, lo lamento. No es mi intención crear conflictos ni provocar insultos ni nada por el estilo. Solo estoy dando mi opinión. Qué más quisiera decir que realmente la pasé bomba con estos dos libros… pero no. No son lo mío. Ustedes pueden aventurarse a conocerlos y entonces sí, opinar sobre ellos.

“-Tu y yo, nuestras almas son tres –dijo entusiasmada.
Aguardó un instante –o por lo menos lo que a ella le pareció que así fue- y escuchó una voz reverberando débilmente en la distancia:
-Yo y tú, nuestras almas son dos –susurró en un tono muy familiar.
-Somos yo –terminó Scarlet, y sus ojos se abrieron tanto como su boca.
(…)
Damen abrió la puerta de un empujón y gritó pidiendo auxilio como si a Scarlet le fuera la vida en ello. Y es que, en más de un sentido, así era.” 

8 comentarios:

  1. ¡¡Completamente de acuerdo contigo!! Con la diferencia de que a mí Charlotte me parecía tan infantil como siempre. Y sí, la trama de Petula fue la que más me gustó, porque todo lo del Más Allá quedaba cogido por los pelos.
    A ver si te atreves tú a leer el último de la trilogía, porque yo estoy dudando entre si leérmelo o no :S

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Libros que jamás en la vida voy a leer. Nunca de los nuncas. Antes leo Monster High (JÁ! Sí, claro xD)

    ResponderEliminar
  3. EL primero es mejor que el segndo, pero el tercero tambiñen me gustó bastante.
    Un besito!

    ResponderEliminar
  4. @Hermy: en mi opinion en el tercero mejora, pero yo creo que deberias leerlo y crearte tu opinión (perdon, ya sé que no me preguntaste, pero no he podido evitar responderte).
    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. ooooh, ese libro nunca me dio buena espina.
    esque yo siempre cometo el error de guiarme por las portada. No es mala la portada, sino que se ve muy de niño o demasiado juvenil y yo no soy de ese tipo xD.

    ResponderEliminar
  6. en Definitiva, dos libros menos en los que perder el dinero xD

    ResponderEliminar
  7. Yo creo que este si no lo voy a comprar porque parece tener los mismos problemas que le primero: Falta de descripción de los lugares y comentarios innecesarios. Gracias por traernos la reseña que por cierto es muy buena :)
    Saludos!

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Venga, despotrica.