18/9/13

Reseña: El hobbit - J. R. R. Tolkien


Titulo Original: The hobbit
Autor: J. R. R. Tolkien
Páginas: 320
Editorial: Minotauro
ISBN: 950-547-063-0
Smaug parecía profundamente dormido cuando Bilbo espió una vez más desde la entrada. ¡Pero fingía estar dormido! ¡Estaba vigilando la entrada del túnel!... Sacado de su cómodo agujero-hobbit por Gandalf y una banda de enanos, Bilbo se encuentra de pronto en medio de una conspiración que pretende apoderarse del tesoro de Smaug el Magnífico, un enorme y muy peligroso dragón...

Opinión Personal:
Siempre me resulta bastante difícil reseñar libros amados por generaciones, libros clásicos, de la lista de “leer antes de morir”. Quiero decir tanto y no sé de qué manera, porque temo expresar lo que verdaderamente opino (ya que la mayoría de las veces no me parecen tan geniales como los pintan)… Pero en ésta ocasión, me encuentro sin palabras, no encuentro las adecuadas… No sé qué decir… Estoy con la mente aun viajando, recordando con cariño a los personajes y disfrutando de los rezagos que me han quedado de éste genial libro.

Comencé a leer El hobbit a principios de año pero lo dejé porque lo estaba leyendo en la computadora y no quería hacerlo así. Abandoné. Pero ante la terrible realidad y la nueva posibilidad de leerlo en el celular, decidí que ya era momento de volver a la Tierra Media. Y así fue…

Bilbo Baggins (como a mí me gusta llamarle) conquistó mi corazón apenas aparecer en las páginas. Aunque creo que eso se debió, en mayor parte, a que imaginé a Martin Freeman (Bilbo en la adaptación cinematográfica) y sus espectaculares movimientos, gestos y reacciones; sin embargo, no se puede negar que Bilbo tiene un encanto especial: es un hobbit, un hobbit que vive en un agujero bajo la tierra y que es bastante normal, gusta de la comodidad de su hogar y de las comidas que con tanto amor guarda en su alacena. Ay, como que me vi reflejada en él, comiendo segundos desayunos y amando estar encerrada.

Voy a traer a colación algo que vi el otro día en la película Jurassic Park III; el Dr. Alan Grant dice que hay dos personas en éste mundo: quienes quieren ser astronautas y quienes quieren ser astrónomos. El astronauta va a allá arriba, vive la aventura, mientras que el astrónomo investiga y estudia todo desde un lugar seguro… ¡Por supuesto, me acordé de Bilbo! Él comienza siendo un hobbit bien asentado en su agujero, casi tiene raíces en los pies (además del pelo característico)… Entonces llega Gandalf y luego, su casa está infestada de enanos que beben, cantan canciones monas y buscan recuperar el hogar que les fue arrebatado por un dragón hace muchos años. Y Bilbo está allí, en su propio hogar, sin entender mucho, pero teniendo cosquillitas porque una parte de él quiere dejar de ser astrónomo y convertirse en astronauta. Y claro que decide salir a buscar la aventura… Y es aquí donde amo más a Bilbo, porque a pesar de estar en una aventura, conviviendo con enanos, conociendo elfos y huyendo de un ejército de wargos, se encuentra añorando su hogar continuamente, desenado estar muy lejos de donde realmente está.

Amé que Bilbo fuese así, porque de los libros con los que me he topado, la mayoría de los personajes hace lo que hace o lo que le dicen que no haga, con mucho coraje. No recuerdo haber leído mucho sobre personajes añorando la tranquilidad, deseando estar en casa, disfrutando de buenas comidas… Quizá es que tengo mala memoria. Sea así o no, el hecho es que amo la valentía de Bilbo, valentía que surge en los momentos necesarios, cuando debe enfrentarse a lo inevitable.

El resto de los personajes me parecieron tan adorables como Bilbo. Thorin, un poco gruñón, pero aun así adorable. Sí me confundí mucho con el resto de los enanos, pero estudiarlos en las entrevistas de la película me ayudó un poquito. De Smaug, el pequeño villano, debo decir que también lo adoré. Un dragón parlante no se encuentra siempre.
Pero, como en todas las lecturas, hay algo que no me satisface y es que SPOILER no se ve realmente lo que ocurre con Smaug, cómo es derrotado. Quería leer eso; pensé que sería parte de la historia, ¡pero no! Y otra cosa, es que el final fue muy inesperado. De hecho, pensé que me había saltado alguna página, que había algo mal, que faltaba algo… Fue muy inesperado. No podía creer que lo hubiese acabado, porque fue un libro tan ameno que… creo que quería leerlo por mucho tiempo más.

¿Necesito añadir algo? Como conclusión: fue un libro increíble, lleno de aventuras emocionantes y sucesos inesperados. Fantástico. No cabe duda que Tolkien creó un universo maravilloso en el que me gustaría vivir. ¡Por eso quiero mudarme a Nueva Zelanda, y de paso me llevo a la Centi conmigo!

Smaug yacía, con las alas plegadas como un inmenso murciélago, medio vuelto de costado, de modo que el hobbit alcanzaba a verle la parte inferior, y el vientre largo y pálido incrustado con gemas y fragmentos de oro de tanto estar acostado en ese lecho valioso. Detrás, en las paredes más próximas, podían verse confusamente cotas de malla, y hachas, espadas, lanzas y yelmos colgados; y allí, en hileras, había grandes jarrones y vasijas, rebosantes de una riqueza inestimable.

4 comentarios:

  1. No podría estar más de acuerdo contigo, todavía guardo con un cariño especial el recuerdo de la primera vez que esta pequeña joya en forma de libro cayó en mis manos. Una lectura de esas que repetiría una y otra vez sin dudarlo.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Esta es una relectura que tengo pendiente desde hace meses. Si te soy sincera, hay MUCHO que no recuerdo del libro (de hecho, creo que no me acuerdo casi nada), porque hace muchísimo tiempo que lo leí; pero sí recuerdo que me quedó la sensación de querer más; de desear sumergirme en el mundo que Tolkien creó para no salir nunca más.
    ¡Comparto tu opinión!

    ResponderEliminar
  3. En realidad en libro original si se sabe lo que pasa con Smaug. Cap. 14: Fuego y Agua. En internet no pude hallar el capitulo, asi que compre el libro y tadan, he alli como murio el dragon. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. En realidad en libro original si se sabe lo que pasa con Smaug. Cap. 14: Fuego y Agua. En internet no pude hallar el capitulo, asi que compre el libro y tadan, he alli como murio el dragon. Saludos.

    ResponderEliminar

Venga, despotrica.