11.1.18

Reseña | Las Crónicas de Narnia: La silla de plata - C. S. Lewis


¿De qué va?
Bueno, bueno, quería darles un descansito porque últimamente solo les traía las reseñas de Narnia, así que dado que ya pasó un tiempo desde que hablé de ese universo, vuelvo a la forma habitual de postear mis opiniones sobre las últimas dos entregas de estas Crónicas. El turno ahora le pertenece al libro 6, penúltimo, el cual me dejó bastante meh. A decir verdad, fue un gigantesco MEH.

La silla de plata nos trae de vuelta al magnífico universo narniano muchos años después de lo sucedido en La travesía del Viajero del Alba. En esta ocasión, Eustace y su amiga Jill viajan a Narnia desde la escuela para ayudar al hijo del príncipe Caspian. En parte, algo que me disgusta y duele es que no te puedes apegar mucho a un personaje porque no sabes si van a volver a Narnia o si tendrán alguna aparición en el libro; en el peor de los casos, probablemente habrán muerto cuando los vuelvan a mencionar.

Al final de cuentas, sí me he apegado a algunos personajes y por eso es que resulta un poco confuso y doloroso el no volverlos a ver. Por supuesto que he fantaseado con volver a tener a esos personajes, pero a veces sé que es imposible. Como ese momento en que entré en negación y dije: SIRIUS BLACK NO PUEDE ESTAR MUERTO. Reaparecerá. ¡Y nunca sucedió! Creo que me estoy yendo de saga, pero espero haber ejemplificado con feelings lo que quiero dar a entender.


Afortunadamente se me permitió ver a Caspian nuevamente, aunque ya no es el muchacho joven y lleno de energía del que me enamoré hace un rato. Nah, ahora Caspian es un rey hecho y derecho que ha perdido a su hijo, el príncipe Rilian. Rilian y Lord Drinian salen a cabalgar y de pronto se topan con una mujer bellísima, que viste de verde, quien desaparece de un momento a otro. ¡Puff! Así como así. Al día siguiente, Rilian sale a buscar a la mujer de nuevo y jamás regresa al reino. Asustado por lo sucedido y por no haber dicho nada, Lord Drinian acude al Rey Caspian para explicarle lo sucedido. Y una vez más, mis queridos lectores, Caspian hace crecer mi corazón. Y no les contaré porque eso sería spoiler, pero solo quería decirles que Caspian, Caspian, Caspian, sigo suspirando de amor por él.

La misión de Eustace y Jill es encontrar al príncipe Rilian y devolverlo a su padre, quien, por cierto, ha prohibido la búsqueda del príncipe. Jill logra mantener contacto con Aslan al inicio de la historia y recibe de él una serie de indicaciones que debe cumplir. Quizá fui yo, pero me sentí muy decepcionada de este libro. Por la portada, esa hermosa serpiente verde, pensé que me encontraría con una historia llena de aventuras y momentos espectaculares, pero más allá de la mujer que desaparece, Caspian y algunos momentos de un personaje llamado Charcosombrío, todo lo demás pasó sin dejar huella. De hecho, el personaje de Jill me fastidió muchísimo y en esta ocasión, Eustace no se lució ni un poquito. Aunque ya no es el niño egocéntrico y chocante de La travesía del viajero del Alba; ahora se le nota más maduro, centrado y con espíritu aventurero, pero ya no brilló para mí como lo hizo en el libro anterior.

Algo que sigo admirando y que me fascina a un nivel extremo, es que C. S. Lewis no habla sobre su mundo, no te dice lo genial que es a través de sus protagonistas, sino que te lo muestra. Y ese universo narnia es palpable y real, tan real que sigo fantaseando con viajar a él y quedarme allí una buena cantidad de años.

En conclusión: el universo narnia y sus detalles hacen que este libro valga la pena. La historia, la trama y sus personajes, bueno… esos me ponen a pensar.



9 comentarios:

  1. ¡¡Hola!
    Me leí el primer libro de la saga y me encantó, al igual que la película jeje... no creo que siga con la saga por ahora pero te agradezco mucho la reseña.
    Un abrazo ❤

    ResponderEliminar
  2. Y mira que yo llevo años diciendo que quiero leer estos libros y nada más los dejo pasar cuando los veo. De todos modos me los aventaré algún día...

    ResponderEliminar
  3. Holaa, uff, qué mal plan que te haya decepcionado algüito el libro, salvo por ver esos momentos de don Caspian que también me intriga; uff, tengo ganas de leer la saga pero también algo me echa para atrás, así que ya no sé qué, pero bueno, ya descubrirás cuál es el caso :D
    ¡Beesos! :3

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola, hola!
    ESTA ES MI SAGA FAVORITA DE LA INFANCIA *-*.
    De hecho, este libro, es uno de mis favoritos de la saga, me encanto las descripciones que el autor hacia, la forma de narrar, la historia, me encanto TODO, jamás me cansaré de amar estos libros, de hecho, me haz dado unas ganas inmensas por hacer una pequeña relectura jajajaja, a ver si me animo.
    Gracias por la reseña.

    Un beso enorme<3

    ResponderEliminar
  5. Ay, qué nostalgia. Recuerdo cuando leí este libro y que, en su momento, me gustó mucho. Se extraña a los Pevensie, pero no deja de ser un libro bien lindo <3

    ResponderEliminar
  6. Hola !!! De esta saga solo he leído el primer libro :D
    Pero por lo que dices parece un poco flojo. Por lo que por ahora no le daré una oportunidad. Quizás mas adelante.
    Saludos !!!

    ResponderEliminar
  7. Holaaa!
    Narnia solo vi las películas que me encantaron, pero los libros no los he leído, aunque tengo uno, no se cual es, solo lo tengo porque lo gané en un concurso jejejeje
    El mundo creado es mi favorito, es realmente increíble y veo que coincidimos en ello jeje
    un besoo!

    ResponderEliminar
  8. Hola ~
    Este fue el que menos me gustó de toooda la saga, fue aburridísimo para mi, y además no soportaba a los protas XDDD ¡Muchas gracias por la reseña!
    ¡Un besito ratonil! ♥

    ResponderEliminar
  9. Coincido contigo en que este libro me decepcionó bastante y que esperaba mucho más. Lo que más me gustó fue una de las escenas finales, pero poco más. En cuanto a encariñarte con los personajes...Lo entiendo.

    ResponderEliminar

Venga, despotrica.