21/5/17

Reseña de #Netflix | Hasta el Último Hombre

Hasta el Último Hombre
Duración de 139 minutos
Protagonizada por Andrew Garfield, Teresa Palmer, Luke Bracey, Vince Vaughn, Sam Worthington, Hugo Weaving
Dirigida por Mel Gibson
Durante la Segunda Guerra Mundial, Desmond Doss, paramédico del ejército norteamericano en la batalla de Okinawa, firme a sus principios, se niega a matar personas, vaya, ni siquiera a acepta el tomar un arma, convirtiéndose así en el primer hombre en la historia de Estados Unidos en recibir la Medalla de Honor sin disparar un solo tiro.

Después de ver esta película, cuesta bastante trabajo creer que Apocalypto, del año 2006, fue el último trabajo como director de Mel Gibson. Ahora, acompañado de Andrew Garfield, Teresa Palmer y Hugo Weaving, entre otros, Hasta el Último Hombre es la cinta, basada en hechos reales, de la que leerán hoy en Imaginatura: Troupe Literaria.

Y comencemos con lo positivo, pues más allá de los escándalos que rodean la vida personal de Mel Gibson, algo es indudable, este hombre tiene un enorme talento como director. Siendo sincero, mi principal motivación para ver este filme fue encontrarlo constantemente en las listas de varios críticos de cine que lo catalogaban como “uno de los mejores proyectos del 2016”. Aquí en México apenas llego a Netflix en la segunda semana de mayo, y a estas alturas las expectativas están por las nubes. Pero haciendo a un lado si el largometraje es bueno (que créanme, lo es) o malo, conociendo la filmografía de Gibson era casi seguro apostar por violencia gráfica y momentos llenos de crudeza, con énfasis en las escenas de combate.

La película podría ser dividida en dos partes, siendo la primera en donde se presentan y consolidan a los personajes; Andrew Garfield demuestra estar a la medida del protagonista, Desmond Doss, primero dándole optimismo, sencillez e incluso valores religiosos que cabe resaltar, en ningún momento rayan en el fanatismo o en tratar de imponer cierta ideología, sino más bien aterrizar y hacer identificable el hecho de que cualquier persona con valores y una verdadera convicción se mantiene firme, sin importar lo difícil de su situación. Y no es hasta cerca de la conclusión del filme cuando notamos una vulnerabilidad tremenda a través de sus ojos; esto último fue lo que me convenció.

Por su parte, la historia de amor entre él y Dorothy (Teresa Palmer) es dulce y romántica, aunque algo breve, pues me hubiera gustado ver más de la pareja. Palmer mantiene buena química con el protagonista, y destaca una escena en particular donde el público puede notar que la actriz es mucho más que sólo una cara bonita. En lo que respecta a Hugo Weaving, su interpretación de un padre alcohólico, marcado por la Primera Guerra, sienta bases para creer el temor a ver a sus dos hijos enlistarse en el ejército. Un papel que no podría ser más alejado de Elrond, Cráneo Rojo, el Agente Smith o la voz de Megatron y V. También la participación de Vince Vaughn, Luke Bracey y Sam Worthington es realmente buena; cada uno le imprime una personalidad única a sus personajes, con el tiempo en pantalla exacto para desarrollarlos y hacer que nos importen, y hasta que nos caigan bien.

En la segunda parte del largometraje es donde más podemos notar a Mel Gibson en la silla del director; y es que pasamos cerca de una hora escuchando todo lo horrendo que la guerra es, viendo al pelotón entrenar hasta que, finalmente, las secuencias de combate llegan. De entrada hay que decirlo, son brutales. Lo que en su tiempo logró Salvando al Soldado Ryan ahora se iguala e incluso mejora; de verdad, no hay punto de comparación. Desde el primer momento hay sangre, cuerpos quemados y miembros totalmente destruidos, y es justo en este punto donde las creencias de Doss parecen inútiles. Claro, a algunos podrá parecerles extremo el nivel de violencia, pero si tal vez no es del todo necesario, sí es efectivo al retratar la magnitud del conflicto.

Ahora pasemos con lo negativo; la primera hora de la película tiene un ritmo algo lento, y si bien entendemos su propósito, por ratos llega a sentirse larga. Se nos introduce a la familia de Desmond, a su madre y hermano, pero el único que llega a profundizar es su padre. El filme presenta una paleta de colores al principio nítidos, y al adentrarse en la guerra cambian a opacos; esto me pareció importante al transmitir esa sensación de calma antes de que algo horrible ocurra, como es el caso.

Volviendo un poco al enfrentamiento, en total son 3 secuencias de combate las que se presentan. El inicio es impactante, tanto para los personajes como para la audiencia, quienes terminamos verdaderamente cansados; después viene la segunda batalla, la más larga, donde Desmond realiza aquellos actos de valor que le valdrían la condecoración máxima, susurrando una y otra vez: “Dios, ayúdame a salvar solo uno más”. Y viene otro ataque, pero a estas alturas las escenas se sienten repetitivas, ya no sorprenden tanto como en un comienzo, y pienso que pudieron haberse ahorrado este último, y el impacto hubiera sido el mismo.

La cinta concluye de golpe, y termina con un segmento documental del verdadero Desmond Doss; realmente no tuve un gran problema con esto, pero en su lugar me hubiera gustado ver algo más de los personajes, en especial cómo fue el reencuentro con Dorothy, y no simplemente saberlo por medio de texto.
En conclusión: Hasta el Último Hombre es un exitoso regreso de Mel Gibson como director, y afortunadamente la industria de Hollywood logró reconciliarse con él y reconoció su trabajo. Las mejores cintas de la época de premiaciones comienzan a llegar a Netflix, y en lo personal, este es el cine que más disfruto ver, ¡y en la comodidad de mi hogar!

5 comentarios:

  1. Genial reseña, ¡me la apunto, me la apunto, me la apunto! (¿ya dije que me la apunto, verdad? No, ya, gracias por la recomendación.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cuando quieras, Imaginaturiano! Muchas gracias por ese comentario súper positivo. ¡Saludos, y nos estamos leyendo!

      Eliminar
  2. Me encanto la película y mas por la historia :D
    Que genial que esté en Netflix de México, he visto que a veces les ponen mas pelis y series que aquí en EUA xD

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Netflix varía su contenido dependiendo del país, pero para películas y series de TV ya sabes, a veces el Internet nos soluciona la vida (If you know what I meant). ¡Saludos, y nos estamos leyendo!

      Eliminar
  3. Vaya, pues por la temática tenía buena pinta, pero no puedo con las películas que son demasiado crudas, así que va a ser que no :/

    ResponderEliminar

Venga, despotrica.