26/5/17

Reseña | Muerte de Tinta - Cornelia Funke (Corazón de Tinta #3)



El mundo al que volveré, una y otra vez
Al principio, me costó muchísimo encontrar un ritmo de lectura para esta novela; en parte, se debió a que me negaba a terminar una de las sagas más hermosas que he leído en la vida y también, porque no me encontraba del todo bien emocionalmente. Cuando tengo estas rachas, tiendo a desinteresarme en los libros, especialmente porque sus mundos ofrecen un refugio que no es real, al que no puedo acceder las veinticuatro horas del día. La ironía es que pensaba muchísimo en las novelas de Cornelia Funke, en como hablan sobre el poder de la palabra y cómo los lectores podemos perdernos, sumergirnos, ahogarnos, en los libros. Así que sí, estaba sumergida en un mundo de tinta y palabras impresas, aunque no estuviese leyendo con el ritmo de mi preferencia. Además, parecía que la trama avanzaba de forma lenta, ubicándome en el Mundo de tinta, haciéndome ver el universo tan variado y cruel que Fenoglio creó para su novela Corazón de Tinta; abriéndome los ojos y diciéndome: los libros a los que te aferras para vivir lo que no vives en tu vida también contienen dolor y sufrimiento. No pain, no gain. Y aquí lo que se gana es sentir, ¿o no? No puedo considerar bueno a un libro si no me hace sentir una gran variedad de emociones. Incluso si me hacen sentir enojada, fastidiada, puedo considerarlo una novela que me desagrada pero al menos sé que me hizo sentir. 

Lo que le ocurre a los personajes de Corazón de Tinta es lo mismo. Ellos leen tal libro, se enamoran de su mundo, aunque sea cruel y despiadado. Se sumergen sin pensarlo, sin poder evitarlo. Recapitulando: la desaparición de Resa, esposa de Mo, madre de Meggie, sucede porque ella se enamoró tanto de este universo que le pidió a su esposo que siguiera leyendo el libro escrito por Fenoglio. De un momento a otro, por la gracia y poder de Mo, Resa se hundió en el Mundo de Tinta y tuvo que aprender a sobrevivir allí. Ahora es el turno de que toda la familia Folchart regrese a este universo, lo que hace revivir el terror en Resa, y el amor, la admiración y el temor. 
¿Era igual el otro mundo ¿Por qué apenas lo recordaba? La vida allí ¿se componía de la misma mezcla fascinante de oscuridad y luz, crueldad y belleza.... de tanta belleza casi embriagadora?

Desde un principio, esta saga hace hincapié en el grave peligro que corremos los lectores al ser arrastrados por las palabras impresas. Por supuesto, uno no esperaría verse arrastrado literalmente por un mundo mágico, contenido en un libro que parece común y corriente, como los otros. Eso es justamente lo que les ocurre a los personajes en esta saga de libros; no solo son lectores empedernidos, sino que verdaderamente viajan a un universo en el que hay violencia, crueldad, injusticia y sí, también belleza. La novela que cierra la trilogía de Cornelia Funke no solo se enfoca en esos temas de la lectura, sino que hace un repaso, conforme su trama se desarrolla, a la injusticia, la violencia, las guerras, la fragilidad de la vida, el inicio y el final, problemas familiares, el sacrificio y sobretodo, el amor. Especialmente el amor que no puedes describir, el amor hacia aquello que te sorprende y te hace perder el equilibrio, aquel amor que puede matarme y que, tú, sabiendo el final y cómo podrían terminar las cosas, decides amar igual porque sabes que es lo correcto

Meggie volvió a percibir lo que ya sabía desde hacía mucho tiempo: que su padre amaba mucho ese mundo, igual que les había ocurrido antes a Resa y a ella. Tal vez lo amaba incluso mas.
━¿Por qué no? ━inquirió él a su vez. ━¿Quieres que nazca en un mundo en el que solo encuentre aquello que añora en los libros?
La voz de Resa tembló al contestar, pero solo la furia resonó en ella.
━¿Cómo puedes decir eso? Todo lo que encuentras aquí nació en nuestro mundo. ¿De dónde sino lo sacó Fenoglio?
━¿Y yo que sé? ¿De verdad sigues creyendo que solo existe un mundo real y que los demás son pálidos reflejos suyos?
Lo que me sorprende de esta serie es el increíble crecimiento que cada uno de sus personajes tiene, especialmente en el segundo y tercer libro. Nuevamente Cornelia Funke le da mayor protagonismo a personajes que inicialmente estaban en segundo plano o que no llegamos a conocer muy bien en el segundo libro (y que apenas se mencionaron en el primero); básicamente va alternando estos protagonismos, dándoles mayor relevancia a unos, sin olvidarse de otros, mostrándonos que en la vida, las acciones de uno afectan las de otros. El narrador hace un trabajo fantástico siguiendo la vida de varios personajes, entre los cuales entran mis seis favoritos, no solo de este libro sino de la saga entera.

El primero, por supuesto, tiene que Mortimer Folchart; doctor de libros; alterego: Arrendajo, bandido y héroe en el Mundo de Tinta. Se ve arrastrado a un mundo mágico del que no puede salir. No porque no tenga el poder para hacerlo, sino porque su corazón noble y puro le dicta que debe hacer lo correcto, trabajar para acabar con la injusticia y encontrar una solución a las consecuencias de sus actos pasados. Selecciona para leer spoiler. Cuando Mortimer encuaderna un libro para hacer inmortal a Cabeza de Víbora y lograr salvar a su hija cuando son capturados en Sangre de Tinta, él encuentra una solución temporal para sobrevivir. Lo que no prevee es que el universo, justo como el nuestro, no se rige simplemente por palabras escritas, sino que se escribe a sí mismo, por lo tanto no puede tener control del mismo. Posteriormente, Arrendajo debe liberar a Umbra del gobierno opresor de Cabeza de Víbora y sus seguidores, por lo que asume el papel que le corresponde y lucha, lucha arriesgándolo todo. Hay escenas de Mo que yo amé (Selecciona para leer spoiler): cuando rescata a Dedo Polvoriento de la muerte y hace un pacto con ella, cuando se sacrifica para salvar a los niños de Umbra y, especialmente, cuando se detiene a leer un libro aunque está en peligro de ser capturado. Algo muy arriesgado e irresponsable, pero es que no se puede resistir ♥

Dedo Polvoriento; el bailarín de fuego. ¡Ca-ra-jo! Este personaje, este personaje es lo mejor de lo mejor. No solo por su desarrollo sino por los increíbles poderes que tiene posteriormente, la lealtad que le profesa a Mortimer/Arrendajo y el amor que siente por Farid. Selecciona para leer spoiler. No hablé de esto en la reseña anterior, pero la muerte de Dedo Polvoriento, su muerte voluntaria para salvar a Farid me mató por completo. ¿Qué clase de amor debes sentir para hacer eso? El más puro y genuino. A su regreso, después del trato que hace con la Muerte, Dedo Polvoriento obtiene unos poderes padrísimos.

Orfeo. Uno de mis personajes antagónicos favoritos en la vida. Este es el equivalente a Umbridge en Harry Potter. ¡Es un maldito! Y lo amo. Es un fan de hueso colorado del libro Corazón de Tinta; lo idolatra. Tiene el mismo poder que Mo, pero a diferencia de él, lo ocupa para su propio beneficio. Mientras que otros villanos tienen metas, como ser inmortales o permanecer en el poder, Orfeo solo quiere chingar. Chingar hasta matar. Es absolutamente malvado, se deleita con el dolor y la desgracia de los demás. Y está tan bien construido que lo odias y lo amas al mismo tiempo. Selecciona para leer spoiler. Orfeo no es una buena persona, pero creo que su saña se incrementa cuando no recibe amor ni admiración de Dedo Polvoriento, quien es su personaje favorito.

Fenoglio. El autor de Corazón de Tinta; viajamos con él después de haber escrito una escena, un giro en la trama que sería perfecto para la novela Corazón de Tinta, pero que sale mal debido a que el universo toma su propio rumbo y no depende de sus palabras. Fenoglio es el dios egocéntrico, el dios que lo creó todo y que teme seguir escribiendo y empeorar todo. La carga existencial sobre Fenoglio es uno de mis temas favoritos. Los demás están viajando entre universos, pero Fenoglio es quien lo ha creado y quien se topa con su propio universo; descubrir que no tienes voto en él y que, sin duda, eres una paria por crear tanto dolor y sufrimiento, no es algo que veamos todos los días en los libros. Después de todo, él tenía que escribir para reflejar un mundo de aventuras.

AHORA, EL GRAN ROLLO. 

Si en nuestra mundo la vida no es fácil para las mujeres, no podemos esperar algo mejor en el otro mundo, especialmente cuando a la mujer se le asigna el papel de ama de casa, ser sumisa y callada, sin voz ni voto. Funke hace una crítica indirecta hacia la poca participación de las mujeres en las historias de aventuras. Quizá es porque no he leído muchos libros, ¿pero en cuántos he visto a mujeres guerreras? Sí, últimamente las encontramos en la literatura, pero anteriormente no era así. Y sí, a veces están en algunas novelas, pero mayormente son hombres quienes las rescatan. Aquí, un ejemplo:
Violante contaba apenas cuatro años cuando su padre la encerró a su madre y a ella en la vieja cámara, pero su madre le había enseñado a caminar con la cabeza muy alta.
━Tienes el corazón de un hombre, Violante ━le dijo su suegro en cierta ocasión.
Viejo estúpido. Violante ignoraba si con ello quiso hacerle un cumplido o manifestar su desaprobación. Pero sí sabía una cosa, que todo lo que anhelaba pertenecía a los hombres: libertad, conocimiento, fuerza, inteligencia, poder...
¿Era también masculina la sed de venganza, el placer por el mando, la impaciencia con los demás? Todo eso lo había heredado de su padre.
Mis dos personajes femeninos favoritos en esta saga son Resa y Violante. Ambas son valientes y buscan salvar al mismo hombre, aunque con nombres diferentes. Resa quiere salvar a Mo, el encuadernador, pero Violante quiere salvar a Arrendajo, el bandido. Ambos luchan y se mueven en el mundo de tinta como peces en el agua, peces con muchos problemas ha ha ha. Pero siguen y siguen. Incluso aunque no me gustan un poco las actitudes de Resa en esta novela, la entiendo. Violante, por su parte, es mi favorita de las dos. Durante muchos años soportó que la llamaran La Fea, fue maltratada por su padre y engañada por su esposo; Violante tiene un hijo al que no quiere del todo y quiere restaurar la paz en su nación, pero no puede hacer nada porque es una mujer. Así que se debe ser ingeniosa y valiente y jugar con reglas de fuego para poder tener una oportunidad.

Como siempre, me extendí demasiado y es que no lo he podido evitar. Aunque Muerte de Tinta concluye bien y cierra todas las líneas que inicialmente abrió, también deja unos hilos que. al parecer, servirán para la siguiente novela que Funke está escribiendo. Estoy que no aguanto la emoción y espero que no tarde mucho en sacarla porque ya la estoy esperando con ansias.

Otras cosas muy chachis por mencionar es que las frases en cada inicio de un capítulo se mantienen ♥; que existe una razón y una secuencia en los títulos de la saga: Corazón, Sangre y Muerte; contiene una escena que a mí me pareció muy dolorosa y terminé llorando en medio del autobús sin poder evitarlo, y que, incluso aunque sentí que el problema principal se resolvió muy rápidamente, sigo amando estos libros. Y sí, ahora pienso más en como las historias son solo un juego de palabras, un juego de dioses que crean y destruyen a su antojo, ¿pero cómo sería para los personajes si fueran reales? Se sienten reales, en algunas ocasiones.

Totalmente recomendada. Será una saga a la que volveré de vez en vez para sentirme en casa. 

2 comentarios:

  1. Cada vez le tengo más ganas a esta saga pero tengo que encontrar el momento (y estado emocional) justo. En cuanto pueda me pongo porque me ha picado la curiosidad mucho, mucho, mucho ya desde que vi la película.
    Espero disfrutarla tanto como tu.
    Un abrazo Ana.

    ResponderEliminar
  2. Vaya, ¡sí que te has alargado con la reseña! Pero lo entiendo, porque te ha gustado mucho. A mí también me gustó mucho la trilogía y me alegro que la hayas disfrutado, soy muy fan de un montón de personajes^^

    ResponderEliminar

Venga, despotrica.