25.7.18

MEMORANDUM | ¡Nos han hackeado! Y eliminado las cuentas...

Buenas, buenas, gente bonita:

El presente memo es para informarles a todos que ALGUNAS DE NUESTRAS CUENTAS FUERON ROBADAS Y ELIMINADAS. Y sí, como podrán imaginar, estoy temblando de rabia y dolor por todo lo que implican esas redes sociales: compañerismo, esfuerzo, creatividad, trabajo e imaginación, entre otras chachi-cosas.


Acá el recuento de los daños.
  • Twitter: nuestra cuenta aparece ahora a nombre de una tal Ale Quintero. Todas las tonterías y ocurrencias que su servidora alguna vez twitteó, ahora parecen dichas por esa joven. La solución fue modificar mi cuenta personal (que casi no usaba), así que acá les dejo el widget para que nos sigan 💗
  • Instagram: La cuenta desapareció por completo y no la pude recuperar. Como no tengo ganas de volver a iniciar una cuenta desde cero, estaré utilizando mi cuenta personal. No irá solo de libros, sino más bien es un diario de mi vida (mayormente gatos, cositas cutes y selfies), así que si quieren seguirme pueden ir al perfil de la foto. 
  • Youtube: El canal que teníamos y en el que Centinela cargó algunos vlogs, desapareció por completo también. Aún no sé qué ocurrirá con esto hnng.

Mientras tanto, yo iré visitando sus blogs y agregándoles en las redes sociales poco a poco. 

No me quiero desgastar pensando en cómo pudo ocurrir esto. No fue un descuido mío, ya que yo solo inicio sesión en un dispositivo de casa y no soy tan despistada. Sospecho que alguien lo hizo con la intención de arruinarnos el trabajito que hicimos durante algún tiempo, ¿pero saben qué? No hay problema: Les aseguro, hermanos, que el Sol volverá a brillar sobre nosotros.



Ay, la frase se escuchaba muy bonita. 
Ya poh. 

Fin de la transmisión.
Adieu! 


10 comentarios:

  1. No inventes, qué coraje. Ya te seguí en tus nuevas redes.
    ¡Un abrazo para el mal momento!

    ResponderEliminar
  2. Acabo de leerlo y no lo creo, Anita.
    Qué mala onda y qué ganas de fastidiarle la vida a los demás. Ya te seguí en Twitter, al ratito te busco en Instagram. No puede ser que haya llegado hasta eliminar el canal de Youtube. Como dices (y con una súper acertada frase de Loki), el sol volverá a brillar. Hay que seguir adelante y no dejarnos caer por este tipo de maldades.

    Te mando un beso enorme y espero que (quitando este trago amargo) estés muy bien<3

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    Yo también participo en la iniciativa Seamos Seguidores, ya te sigo. Dejo por aquí el enlace por si alguien quiere seguirme, siempre devuelvo el seguimiento.
    https://aprovechalavidacadadiaa.blogspot.com.es/
    ¡Un beso desde Aprovecha La Vida Cada Día!

    ResponderEliminar
  4. Ay dios pero como hay gente de mala en el mundo...
    espero la cosa siga mejor y ya voy a seguirlas a estas cuentas :)

    ResponderEliminar
  5. Hola Ana! Mira que qué show con esto de tw y las redes sociales que no sirven. A una amiga le bloquearon su cuenta por una razón que ni al caso y aún no se la regresan.
    Ya te sigo en las nuevas redes chica, esperemos que todo vuelva a su cauce nuevamente.
    HAHAHA como me da risa leer chachi.
    Un abrazo enorme chica.
    Nos leemos.

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué me dices!
    Lo siento muchísimo. Me parece de muy mal gusto, con todo el esfuerzo que conlleva....
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Ayy, que bronca cuando pasan estas cosas, la verdad, sobretodo cuando pensamos en todo el trabajo que le poníamos para que funcionara. En fin, a mirar para adelante!

    ResponderEliminar
  8. Hola Ana! Vaya fastidiooo! Qué ganas tiene la gente de hacer mal .... !! POr lo menos tenéis solución a corto plazo :)
    Besines!

    ResponderEliminar
  9. WHAAAAAT!?

    Dios... que necesidad hay de hacer maldades :(
    Ojalá todo vaya mejor Ana un abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Ya estaba yo alucinando porque no me salían tus cuentas en redes. Ahora reviso twitter.
    Desde luego que dañina y mala es la gente.
    Un abrazo, linda. El buen trabajo se nota y aquí nos tendrás como siempre.

    ResponderEliminar

Venga, despotrica.